Tomate frito con Thermomix: la receta perfecta

//

María

Receta de tomate frito con Thermomix

El tomate frito es un clásico en la cocina española que se utiliza como base para muchas recetas. Con la ayuda de la Thermomix, podemos preparar esta deliciosa salsa de manera rápida y sencilla. A continuación, te presento una receta paso a paso para disfrutar de un tomate frito casero lleno de sabor.

Ingredientes:

– 1 kg de tomates maduros
– 1 cebolla
– 2 dientes de ajo
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal al gusto
– Azúcar (opcional, para reducir la acidez)

Preparación:

1. Lava los tomates y córtalos en cuartos. Si prefieres una textura más fina en el tomate frito, puedes pelarlos previamente sumergiéndolos en agua hirviendo durante unos segundos y retirando la piel.
2. Pela la cebolla y los ajos y córtalos en trozos.
3. En el vaso de la Thermomix, añade la cebolla y los ajos. Programa la Thermomix a velocidad 5 durante 5 segundos para picarlos.
4. Con la espátula, baja los ingredientes hacia el fondo del vaso. Añade un buen chorro de aceite de oliva y programa la Thermomix a temperatura Varoma, velocidad 1 durante 7 minutos.
5. Añade los tomates al vaso y programa la Thermomix a temperatura Varoma, velocidad 1 durante 30 minutos.
6. Pasado ese tiempo, tritura los tomates a velocidad progresiva 5-10 durante 30 segundos hasta obtener una textura de salsa homogénea.
7. Añade sal al gusto y azúcar si lo deseas para equilibrar la acidez del tomate.
8. Vuelve a programar la Thermomix a temperatura Varoma, velocidad 1 durante 15 minutos para que la salsa se reduzca ligeramente.

¡Y listo! Ya tienes tu delicioso tomate frito casero con Thermomix. Puedes utilizarlo como base para hacer sofritos, salsas de pasta o simplemente disfrutarlo con unas patatas fritas. Conserva la salsa en frascos esterilizados y guárdalos en un lugar fresco y oscuro. ¡Buen provecho!

Delicioso tomate frito hecho en Thermomix

El tomate frito es una salsa básica en la cocina mediterránea que se utiliza como acompañamiento o como base para otras preparaciones. Con Thermomix, puedes hacer un delicioso tomate frito de forma rápida y sencilla. La clave está en seleccionar tomates maduros y de buena calidad para obtener el mejor sabor. Puedes añadir diferentes especias y hierbas para personalizar el resultado final. Además, con la ayuda de la Thermomix, el proceso de elaboración se simplifica considerablemente, ya que solo necesitas introducir los ingredientes y programar la máquina. El resultado será un tomate frito casero con un sabor intenso y una textura suave y cremosa. Ideal para disfrutar con cualquier plato.

CONSERVA DE TOMATE NATURAL CASERA

¿Cuál es la diferencia entre el tomate frito y la salsa de tomate?

El tomate frito y la salsa de tomate son dos preparaciones culinarias hechas a base de tomates, pero tienen algunas diferencias en cuanto a su textura y forma de preparación.

El tomate frito es una salsa espesa y concentrada que se obtiene al cocinar los tomates en aceite de oliva junto con otros ingredientes como cebolla, ajo y especias. Esta salsa se cocina a fuego lento durante un tiempo prolongado para que los sabores se mezclen y se intensifiquen. El resultado es una salsa densa y muy sabrosa, ideal para acompañar platos de pasta, carne, pescado o incluso para untar en pan.

La salsa de tomate, por otro lado, es una preparación más líquida y versátil. Se hace cociendo los tomates con agua o caldo, cebolla, ajo y especias. Una vez que los tomates están bien cocidos, se trituran para obtener una salsa suave y con textura homogénea. Esta salsa se puede usar como base para otras salsas o como ingrediente en diversas recetas como pizzas, lasañas, albóndigas, entre otros platos.

En resumen, la diferencia principal entre el tomate frito y la salsa de tomate radica en su consistencia y forma de preparación. El tomate frito es más espeso, concentrado y se cocina por más tiempo, mientras que la salsa de tomate es más líquida y se obtiene mediante la cocción y trituración de los tomates. Ambas opciones son deliciosas y pueden utilizarse en diferentes recetas según las preferencias personales.

¿Cuál es la duración del tomate frito casero en la nevera?

La duración del tomate frito casero en la nevera puede variar, pero por lo general se recomienda consumirlo dentro de los 4 a 5 días después de haber sido preparado. Es importante tener en cuenta que el tomate frito casero no contiene conservantes artificiales, por lo que su duración es más corta que los productos comerciales.

Para mantener el tomate frito casero fresco por más tiempo, se sugiere almacenarlo en un recipiente hermético en el refrigerador. Además, es recomendable utilizar utensilios limpios al servirlo y evitar la contaminación cruzada con otros alimentos.

Si deseas conservarlo por un periodo más prolongado, puedes considerar la opción de congelarlo. Para ello, coloca el tomate frito en recipientes o bolsas aptas para congelar, asegurándote de dejar espacio para la expansión. El tomate frito puede conservarse congelado por varios meses sin perder su sabor y textura.

Recuerda siempre utilizar tus sentidos y verificar las características del tomate frito antes de consumirlo. Si observas cambios en su color, olor o apariencia, es recomendable desecharlo para evitar cualquier riesgo para tu salud.

¿Cuál es la definición de tomate triturado?

Tomate triturado es un producto derivado del tomate que ha sido procesado y convertido en pulpa o puré. Generalmente se utiliza para agregar sabor y textura a distintas preparaciones, como salsas, guisos, sopas o rellenos. El tomate triturado se obtiene mediante la cocción y posterior triturado de los tomates frescos, sin piel ni semillas, obteniendo así una consistencia suave y homogénea. Es importante destacar que el tomate triturado no contiene ningún tipo de aditivos, conservantes o azúcares añadidos, lo que lo convierte en una opción más saludable para añadir a nuestras recetas.

¿Cuáles son los ingredientes del tomate frito?

Los ingredientes principales del tomate frito son:

– **Tomates maduros**: normalmente se utilizan tomates tipo pera o de ensalada, que estén bien maduros para obtener un sabor más dulce y suave.
– **Cebolla**: se utiliza para añadir sabor y aroma al tomate frito. Puede ser cebolla blanca o cebolla morada, picada finamente.
– **Ajo**: aporta un sabor característico y un aroma delicioso al tomate frito. Se recomienda utilizar uno o dos dientes de ajo, también picados finamente.
– **Aceite de oliva**: es el aceite ideal para cocinar el tomate frito, ya que le da un sabor auténtico y una textura suave. Se puede utilizar aceite de oliva virgen extra.
– **Sal**: se utiliza para sazonar el tomate frito y resaltar su sabor. Se recomienda añadir sal al gusto, pero con cuidado para no excederse.
– **Azúcar**: opcionalmente, se puede añadir una pizca de azúcar para contrarrestar la acidez natural del tomate y equilibrar los sabores. Se recomienda probar el tomate frito antes de agregar azúcar, ya que algunos tomates son naturalmente dulces.
– **Especias y hierbas**: dependiendo de tus preferencias, puedes agregar especias como pimienta negra, pimentón o comino, así como hierbas aromáticas como orégano, albahaca o perejil, para darle un toque extra de sabor.

Recuerda que estos son los ingredientes básicos del tomate frito, pero puedes adaptar la receta según tus gustos y preferencias.

¿Cuál es la receta de tomate frito utilizando la Thermomix que consideras la más deliciosa?

La receta de tomate frito utilizando la Thermomix que considero más deliciosa es la siguiente:

Ingredientes:
– 1 kg de tomates maduros y pelados
– 1 cebolla pequeña
– 2 dientes de ajo
– 50 ml de aceite de oliva virgen extra
– Sal al gusto
– Azúcar al gusto (opcional)
– Hojas de albahaca fresca (opcional)

Preparación:
1. En el vaso de la Thermomix, colocar la cebolla pelada y los ajos. Picar durante 5 segundos a velocidad 5.
2. Bajar los restos de las paredes del vaso con la espátula y añadir el aceite de oliva. Programar la Thermomix a velocidad 1, temperatura Varoma durante 5 minutos.
3. Mientras tanto, triturar los tomates pelados en la Thermomix durante unos segundos a velocidad progresiva 5-10.
4. Añadir los tomates triturados al vaso de la Thermomix junto con la sal y el azúcar (si se desea). Programar a velocidad 1, temperatura Varoma durante aproximadamente 45 minutos.
5. Si se desea, agregar unas hojas de albahaca fresca al final para darle un toque de sabor extra y triturar durante unos segundos a velocidad 5.
6. Verificar la consistencia y rectificar la sal si es necesario.

¡Y listo! Ya tienes tu delicioso tomate frito casero utilizando la Thermomix. Puedes utilizarlo como base para salsas, acompañar pastas o simplemente disfrutarlo con una buena rebanada de pan. ¡Buen provecho!

¿Qué trucos o recomendaciones tienes para conseguir un tomate frito perfecto utilizando la Thermomix?

Para conseguir un tomate frito perfecto utilizando la Thermomix, aquí te dejo algunos trucos y recomendaciones:

1. Utiliza tomates maduros: es importante seleccionar tomates en su punto justo de madurez, ya que esto garantizará un sabor más dulce y mayor cantidad de jugo en el resultado final.

2. Pela los tomates: una vez lavados y secos, pela los tomates antes de utilizarlos en la Thermomix. Puedes hacerlo escaldándolos durante unos segundos en agua hirviendo y luego sumergiéndolos en agua fría. La piel se despegará fácilmente.

3. Retira las semillas: para obtener una textura más suave en el tomate frito, retira las semillas antes de procesar los tomates en la Thermomix. Puedes hacerlo cortando los tomates por la mitad y utilizando una cuchara para sacar las semillas.

4. Trocea los tomates: corta los tomates en trozos grandes para facilitar su procesamiento en la Thermomix. De esta manera, se obtendrá una textura más homogénea en el resultado final.

5. Cocina con el accesorio mariposa: una vez los tomates estén troceados, coloca el accesorio mariposa en las cuchillas de la Thermomix para asegurar un mejor movimiento y evitar que se deshagan demasiado los trozos de tomate.

6. Añade aceite de oliva: añade aceite de oliva en la Thermomix antes de cocinar los tomates. Este aporte de grasa será necesario para realzar el sabor y darle una textura más suave al resultado final.

7. Cocina a temperatura y velocidad adecuadas: programa la Thermomix a temperatura varoma y velocidad cuchara inversa para cocinar los tomates. Esto permitirá que se vayan concentrando los sabores y se obtenga una textura espesa y jugosa.

8. Controla el tiempo de cocción: aunque cada receta puede variar en cuanto al tiempo necesario para obtener un tomate frito perfecto, es importante estar atento y revisar el punto de cocción según tus preferencias. Si deseas un tomate frito más espeso, prolonga el tiempo de cocción; si prefieres una consistencia más líquida, reduce el tiempo.

Con estos trucos y recomendaciones, podrás disfrutar de un delicioso tomate frito hecho en la Thermomix. ¡Buen provecho!

¿Puedes compartir tu receta favorita de tomate frito con la Thermomix, incluyendo los ingredientes y pasos detallados?

¡Claro! Aquí tienes mi receta favorita de tomate frito con la Thermomix:

Ingredientes:
– 1 kg de tomates maduros
– 1 cebolla mediana
– 2 dientes de ajo
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal al gusto
– Azúcar (opcional, si los tomates son ácidos)

Pasos:

1. Lava y corta los tomates en cuartos. Si prefieres que el tomate frito tenga una textura más fina, puedes pelarlos previamente.

2. Pela y corta la cebolla en trozos pequeños. También pela los dientes de ajo.

3. Coloca la cebolla y los ajos en el vaso de la Thermomix y programa **Velocidad 5 / 5 segundos** para picarlos finamente.

4. Añade un buen chorro de aceite de oliva al vaso y programa **Temperatura Varoma / Velocidad 1 / 10 minutos** para sofreír la cebolla y el ajo.

5. Mientras tanto, tritura los tomates en la batidora o procesador de alimentos hasta obtener una consistencia líquida, sin grumos.

6. Una vez que la cebolla esté transparente, agrega los tomates triturados al vaso de la Thermomix.

7. Añade sal al gusto y, si los tomates son muy ácidos, puedes agregar una pequeña cucharada de azúcar para equilibrar el sabor.

8. Programa **Temperatura Varoma / Velocidad 2 / 40 minutos**, sin poner el cubilete para facilitar la evaporación del líquido.

9. Pasado el tiempo, retira el cubilete y programa **Temperatura Varoma / Velocidad 2 / 10 minutos más** para espesar el tomate frito.

10. Una vez finalizado el tiempo, comprueba la consistencia y rectifica de sal si es necesario.

11. Deja enfriar el tomate frito antes de guardar en frascos esterilizados. Puedes conservarlo en la nevera por varios días o incluso congelarlo para utilizarlo más adelante.

¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propio tomate frito casero y delicioso para acompañar tus platos favoritos. ¡Que lo disfrutes!

Valores nutricionales de la receta de tomate frito con thermomix

  • Calorías: 100 kcal
  • Proteínas: 3g
  • Grasas: 5g
  • Carbohidratos: 10g
  • Fibra: 2g
  • Azúcares: 6g
  • Vitamina A: 15% del valor diario
  • Vitamina C: 20% del valor diario
  • Calcio: 4% del valor diario
  • Hierro: 6% del valor diario

Deja un comentario