Salsa de Tomates Asados: ¡Deliciosa!

//

María

Una deliciosa salsa de tomates asados es una forma perfecta de aprovechar al máximo la temporada de tomates maduros y jugosos. Esta receta simple pero llena de sabor es ideal para acompañar pastas, pizzas, pollo a la parrilla o simplemente untar en una rebanada de pan crujiente. Sigue los pasos a continuación para crear tu propia salsa de tomates asados en casa.

Ingredientes:

    • 1 kg de tomates maduros
    • 2 dientes de ajo
    • 1 cebolla
    • Aceite de oliva
    • Sal y pimienta al gusto
    • Hierbas frescas (tomillo, orégano, albahaca) opcional

Procedimiento:

Precalienta el horno a 200°C.

Lava los tomates y córtalos por la mitad. Colócalos en una bandeja para horno con la parte cortada hacia arriba.

Pela y corta la cebolla en trozos grandes y colócala en la bandeja junto con los tomates.

Pela los dientes de ajo y agrégalos enteros a la bandeja.

Rocía generosamente con aceite de oliva y sazona con sal y pimienta al gusto. Si lo deseas, puedes agregar hierbas frescas como tomillo, orégano o albahaca.

Hornea durante aproximadamente 45 minutos o hasta que los tomates estén suaves y ligeramente dorados.

Retira del horno y deja enfriar ligeramente. Luego, pasa los tomates, la cebolla y el ajo a una licuadora o procesador de alimentos y tritura hasta obtener una mezcla suave.

Prueba la salsa y ajusta la sazón si es necesario. Si queda muy espesa, puedes agregar un poco de agua o caldo de verduras.

Una vez lista, puedes usar la salsa de tomates asados inmediatamente o guardarla en un frasco esterilizado en el refrigerador por varios días.

¡Disfruta de esta salsa de tomates asados casera y llena de sabor en tus platos favoritos!

Salsa de tomates asados: ¡Explosión de sabor!

Salsa de tomates asados: ¡Explosión de sabor!

El aroma delicioso que desprenden los tomates asados al hornearse es simplemente irresistible. La salsa resultante es una verdadera explosión de sabor que se puede utilizar en infinidad de platos y recetas. La combinación de tomates caramelizados con hierbas frescas y un toque de ajo crea una salsa rica y llena de matices que realza el sabor de cualquier plato al que se añade. Una vez pruebes esta salsa de tomates asados, no podrás resistirte a incorporarla como ingrediente estrella en tus preparaciones culinarias. ¡Una opción perfecta para impresionar a tus comensales con un sabor auténtico y delicioso!

¿Cómo se hace la salsa de tomate?

La salsa de tomate es una receta clásica y versátil que se puede usar en una variedad de platos. Aquí tienes una receta básica para hacer salsa de tomate:

Ingredientes:

  • Tomates maduros
  • Cebolla
  • Ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar
  • Orégano (opcional)

Preparación:
1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio.
2. Picar la cebolla y el ajo finamente y sofreír en el aceite caliente hasta que estén transparentes.
3. Mientras tanto, pela los tomates y córtalos en trozos.
4. Agrega los tomates a la olla y mezcla bien con la cebolla y el ajo.
5. Condimenta con sal al gusto y añade una pizca de azúcar para equilibrar la acidez de los tomates.
6. Cocina a fuego lento durante aproximadamente 30-40 minutos, removiendo ocasionalmente, hasta que la salsa se haya espesado.
7. Si lo deseas, puedes agregar un poco de orégano u otras hierbas aromáticas al gusto.

¡Listo! Ya tienes una deliciosa salsa de tomate casera para disfrutar con pastas, pizzas, carnes o cualquier otro plato que desees. ¡Buen provecho!

¿Cuál es la duración de la salsa de tomate?

La duración de la salsa de tomate casera es de aproximadamente una semana si se guarda en un recipiente hermético en el refrigerador. Es importante verificar que no haya señales de deterioro, como moho o mal olor, antes de consumirla. También se puede congelar por hasta 3 meses si se guarda en bolsas o recipientes aptos para congelador. Recuerda etiquetar la salsa con la fecha de preparación para tener un mejor control de su frescura.

¿Es saludable la salsa de tomate?

La salsa de tomate es una opción saludable dentro de las recetas, ya que está hecha principalmente de tomates, que son una excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, la salsa de tomate casera suele ser baja en calorías y grasas, siempre y cuando se eviten los ingredientes adicionales como el azúcar o el exceso de sal. Es importante consumirla con moderación y optar por versiones caseras o aquellas bajas en sodio y sin azúcares añadidos para mantener su valor nutricional.

¿Cuál es el nombre de la salsa hecha de tomate?

La salsa hecha de tomate se llama salsa de tomate. Es una preparación básica en la cocina que se utiliza en una gran variedad de platos, desde pasta hasta carnes y verduras. Se elabora principalmente cocinando tomates frescos con especias y otros ingredientes según la receta específica.

¿Cuál es la mejor forma de asar los tomates para obtener una salsa sabrosa?

La mejor forma de asar los tomates para obtener una salsa sabrosa es asándolos en el horno a temperatura alta hasta que estén dorados y un poco carbonizados por fuera.

¿Qué ingredientes adicionales se pueden agregar a la salsa de tomates asados para realzar su sabor?

Puedes agregar hierbas frescas como albahaca o orégano, ajo picado, aceitunas negras o queso parmesano rallado para realzar el sabor de la salsa de tomates asados.

¿Cuánto tiempo se recomienda cocinar la salsa de tomates asados para que quede perfectamente espesa y con la consistencia adecuada?

Se recomienda cocinar la salsa de tomates asados durante aproximadamente 30-40 minutos para que quede perfectamente espesa y con la consistencia adecuada.

Valores nutricionales de la receta de salsa de tomates asados

      • Calorías: 120 por porción
      • Grasas: 5g
      • Grasas saturadas: 0.5g
      • Colesterol: 0mg
      • Sodio: 200mg
      • Carbohidratos: 15g
      • Fibra: 3g
      • Azúcares: 8g
      • Proteínas: 2g

Deja un comentario