Salsa de manzana sin nata: ¡Deliciosa y saludable!

//

María

Introducción: La salsa de manzana es una deliciosa opción para acompañar diversos platos, ya sea carnes, pollo o incluso postres. En esta ocasión, te enseñaremos a preparar una sabrosa salsa de manzana sin nata, perfecta para aquellos que buscan una opción más ligera y saludable. ¡Vamos a por la receta!

Ingredientes:

– 4 manzanas (preferiblemente reineta o golden)
– 1 cucharada de mantequilla
– 1/2 taza de azúcar moreno
– 1/2 cucharadita de canela en polvo
– 1/4 cucharadita de nuez moscada
– 1/4 de taza de agua

Paso a paso:

Paso 1: Comienza por pelar y cortar las manzanas en trozos pequeños.

Paso 2: En una sartén a fuego medio, derrite la mantequilla y añade los trozos de manzana. Cocina durante aproximadamente 5 minutos, removiendo ocasionalmente para que no se peguen.

Paso 3: Agrega el azúcar moreno, la canela en polvo y la nuez moscada a las manzanas. Mezcla bien para que los sabores se integren.

Paso 4: Vierte el agua en la sartén y sigue cocinando a fuego medio-bajo durante unos 15-20 minutos, o hasta que las manzanas estén tiernas y se haya formado una salsa espesa.

Paso 5: Retira del fuego y deja enfriar la salsa durante unos minutos.

Paso 6: Una vez que la salsa de manzana esté a temperatura ambiente, puedes utilizarla como acompañamiento para carnes, aves o incluso como topping para postres como pasteles o helados.

¡Y voilà! Ahora sabes cómo preparar una irresistible salsa de manzana sin nata. Esta receta es sencilla, versátil y además, ¡muy saludable! Atrévete a probarla y disfrutar de su delicioso sabor dulce y ligeramente especiado.

Salsa de manzana sin nata: ¡Deliciosa alternativa saludable!

La salsa de manzana sin nata es una deliciosa alternativa saludable para acompañar tus postres o platos favoritos. Esta salsa es suave, cremosa y llena de sabor a manzana fresca. Además, al no llevar nata, es una opción más ligera y baja en calorías. La clave para obtener una textura perfecta está en cocinar las manzanas lentamente a fuego medio-bajo hasta que estén bien tiernas y luego triturarlas hasta que quede una consistencia suave. Podrás disfrutar de esta deliciosa salsa sin sentirte culpable. ¡No dudes en probarla y sorprender a todos con su sabor exquisito!

mira lo que hice en 5 minutos, todo el mundo te pedirá esta receta!❤️ #newyorkcheesecake

¿Cuál es la mejor receta de salsa de manzana sin nata para acompañar carnes asadas?

Una deliciosa receta de salsa de manzana sin nata para acompañar carnes asadas es la siguiente:

Ingredientes:
– 2 manzanas (preferiblemente verdes)
– 1 cebolla pequeña
– 1 cucharada de mantequilla
– 1 taza de caldo de carne
– 2 cucharadas de azúcar morena
– 1 cucharada de vinagre de manzana
– Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:
1. Pelar y cortar las manzanas en trozos pequeños. Picar finamente la cebolla.
2. En una sartén, derretir la mantequilla a fuego medio. Agregar la cebolla picada y saltear hasta que esté transparente.
3. Añadir los trozos de manzana a la sartén y cocinar durante unos 5 minutos, hasta que se ablanden ligeramente.
4. Verter el caldo de carne en la sartén y agregar el azúcar morena y el vinagre de manzana. Mezclar bien.
5. Cocinar a fuego lento durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que las manzanas estén completamente tiernas y el líquido se haya reducido un poco.
6. Retirar la sartén del fuego y dejar enfriar ligeramente.
7. Transferir la mezcla a una licuadora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener una salsa suave.
8. Volver a colocar la salsa en la sartén y calentarla a fuego bajo durante unos minutos más, para que se espese ligeramente. Si la salsa queda demasiado espesa, se puede añadir un poco más de caldo de carne.
9. Condimentar con sal y pimienta al gusto.
10. Servir la salsa caliente junto a las carnes asadas.

¡Esta salsa de manzana sin nata le dará un toque dulce y delicioso a tus carnes asadas! ¡Disfrútala!

¿Cómo hacer una salsa de manzana sin nata cremosa y sin grumos?

Para hacer una salsa de manzana sin nata cremosa y sin grumos, te recomiendo seguir estos pasos:

1. Ingredientes:
– 2 manzanas grandes o 3 medianas, peladas y cortadas en trozos
– 1 taza de agua
– 1/4 taza de azúcar
– 1 cucharadita de canela
– 1 cucharadita de jugo de limón

2. En una olla mediana, agrega el agua y las manzanas cortadas. Luego, añade el azúcar, la canela y el jugo de limón.

3. Cocina a fuego medio-alto hasta que las manzanas estén suaves y se deshagan fácilmente al aplastarlas con un tenedor. Esto tomará alrededor de 10 a 15 minutos.

4. Una vez que las manzanas estén cocidas, retira la olla del fuego y déjala enfriar ligeramente.

5. Transfiere las manzanas cocidas a una licuadora o procesador de alimentos. Tritúralas hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

6. Si deseas una textura más fina, puedes pasar la salsa por un colador de malla fina para eliminar cualquier grumo restante.

7. Vuelve a poner la salsa en la olla y caliéntala a fuego medio-bajo durante unos minutos, revolviendo constantemente, para que adquiera una consistencia más cremosa.

8. Si la salsa parece espesa, puedes agregar un poco más de agua hasta obtener la consistencia deseada.

9. Una vez lista, vierte la salsa de manzana en un frasco de cristal y déjala enfriar por completo antes de guardarla en el refrigerador.

Recuerda que esta salsa de manzana sin nata cremosa y sin grumos es versátil y se puede utilizar como acompañamiento para postres, carnes o incluso como aderezo para ensaladas. ¡Disfrútala!

¿Puedo sustituir la nata en una receta de salsa de manzana por otro ingrediente para hacerla más ligera y saludable?

¡Claro que puedes! Si estás buscando una alternativa más ligera y saludable a la nata en una receta de salsa de manzana, te sugiero que pruebes con yogur griego o leche evaporada baja en grasa. Estos ingredientes pueden aportar una textura cremosa sin añadir demasiadas calorías.

El yogur griego es una excelente opción, ya que es rico en proteínas y tiene un sabor suave y ligeramente ácido que combina muy bien con el dulzor de la salsa de manzana. Puedes optar por usar yogur natural sin azúcar para mantenerla aún más saludable.

Por otro lado, la leche evaporada baja en grasa es otra alternativa popular en recetas más ligeras. Tiene un sabor similar a la nata, pero con menos grasa y calorías. Solo necesitas mezclarla con la salsa de manzana para obtener una textura suave y cremosa.

Recuerda que al sustituir la nata por otro ingrediente, es posible que la salsa de manzana tenga un sabor y una textura ligeramente diferentes, pero seguirá siendo deliciosa. ¡Experimenta y encuentra la opción que se adapte mejor a tus preferencias y necesidades nutricionales!

Valores nutricionales de la receta de salsa de manzana sin nata

  • Calorías: 100 kcal
  • Grasas: 0 g
  • Carbohidratos: 25 g
  • Proteínas: 1 g
  • Azúcares: 20 g
  • Fibra: 3 g

Deja un comentario