Mayonesa con cebolla, ajo y cilantro: ¡Deliciosa receta!

//

María

La mayonesa es un aderezo clásico y versátil que se puede personalizar con diferentes ingredientes para darle un toque especial. En esta receta, te enseñaré cómo preparar una deliciosa mayonesa con cebolla, ajo y cilantro, que le dará un sabor único a tus platos.

Ingredientes:

    • 2 yemas de huevo
    • 1 taza de aceite de girasol
    • 1 cucharada de vinagre blanco
    • 1 cucharadita de mostaza
    • 1/4 de cebolla picada
    • 2 dientes de ajo picados
    • 1/4 de taza de cilantro fresco picado
    • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

    • En un tazón, coloca las yemas de huevo, la mostaza, el vinagre, la cebolla y el ajo.
    • Bate todos los ingredientes con una batidora de mano a velocidad baja.
    • Poco a poco, agrega el aceite en forma de hilo mientras sigues batiendo hasta obtener una mezcla espesa y homogénea.
    • Agrega el cilantro picado y mezcla bien.
    • Rectifica la sazón con sal y pimienta, y ajusta si es necesario.
    • Refrigera la mayonesa por al menos 30 minutos antes de servir.

Esta mayonesa con cebolla, ajo y cilantro es perfecta para acompañar tus carnes asadas, ensaladas o como dip para tus snacks favoritos. ¡Disfruta de su sabor casero y fresco en cada bocado!

Mayonesa con toque de sabor único

¿Te gustaría darle un giro de sabor a tus platillos con una mayonesa especial? Con un toque único que sorprenderá a tus comensales, esta receta de mayonesa casera es muy fácil de preparar y le dará un toque distinto a tus ensaladas, sándwiches o cualquier platillo que desees acompañar. El secreto está en la combinación de ingredientes cuidadosamente seleccionados que resaltan el sabor de la mayonesa tradicional. Sorprende a tus invitados con esta deliciosa variante que les encantará.

🔴 CREMAS PARA UNTAR / DIPS Económico y fácil | Ideales para Pasapalos Pasabocas #Aperitivos Fiestas

¿Cómo se puede espesar la mayonesa?

Para espesar la mayonesa, puedes seguir estos pasos:

1. Añadir más aceite: Si tu mayonesa está muy líquida, puedes intentar agregar un poco más de aceite mientras sigues batiendo para lograr la consistencia deseada.

2. Agregar huevo: Si la mayonesa está muy líquida y ya has intentado agregar más aceite sin éxito, puedes incorporar otro huevo y batir nuevamente hasta que la mezcla tome cuerpo.

3. Utilizar mostaza: La mostaza actúa como un emulsionante natural y puede ayudar a espesar la mayonesa. Agrega una cucharadita de mostaza a la mezcla y bate bien.

Recuerda que es importante ir agregando los ingredientes poco a poco y batir constantemente para lograr la textura adecuada. ¡Disfruta de tu mayonesa casera espesa!

¿Cómo se puede mejorar el sabor de la mayonesa?

Para mejorar el sabor de la mayonesa puedes probar con los siguientes métodos:

1. Añadir ajo: Puedes triturar un diente de ajo y mezclarlo con la mayonesa para darle un sabor más intenso.

2. Jugo de limón o lima: Agregar unas gotas de jugo de limón o lima a la mayonesa le dará un toque cítrico y fresco.

3. Hierbas frescas: Picar finamente hierbas frescas como perejil, cilantro o albahaca y mezclarlas con la mayonesa para aportar aromas y sabores diferentes.

4. Especias: Puedes agregar especias como pimienta negra, paprika, comino, entre otras, para darle un toque de sabor único a tu mayonesa.

5. Salsa picante: Si te gusta el picante, puedes añadir unas gotas de salsa picante a la mayonesa para darle un toque de calor.

Experimenta con diferentes ingredientes y cantidades para encontrar la combinación de sabores que más te guste. ¡Disfruta de tu mayonesa casera mejorada!

¿Cómo prolongar la duración de la mayonesa casera?

Para prolongar la duración de la mayonesa casera, es importante seguir algunas recomendaciones. En primer lugar, es fundamental utilizar ingredientes frescos y de calidad. Además, es importante mantener la mayonesa refrigerada en todo momento, ya que las altas temperaturas pueden favorecer el crecimiento de bacterias.

Agregar un poco de vinagre o jugo de limón a la mayonesa casera también puede ayudar a conservarla por más tiempo, gracias a sus propiedades ácidas que actúan como conservantes naturales.

Otra opción es incorporar un poco de mostaza, ya que su contenido ácido ayuda a preservar la mayonesa por más tiempo.

Finalmente, es importante guardar la mayonesa casera en un recipiente hermético, preferiblemente de vidrio, para evitar la contaminación cruzada y prolongar su duración en buenas condiciones. ¡Así podrás disfrutar de tu deliciosa mayonesa casera por más tiempo!

¿Cuál es la función de la sal en la mayonesa?

La sal en la mayonesa cumple varias funciones importantes en el contexto de recetas. En primer lugar, la sal realza y resalta el sabor de los demás ingredientes, aportando un equilibrio de sabores en la mezcla. Además, la sal también ayuda a estabilizar la emulsión de la mayonesa, contribuyendo a que la textura sea suave y cremosa. Es importante no excederse en la cantidad de sal para evitar sobresaturar el sabor, pero tampoco omitirla por completo, ya que su presencia es fundamental para lograr una mayonesa bien balanceada en cuanto a sabor y textura.

¿Cuál es la mejor forma de incorporar cebolla, ajo y cilantro a una receta de mayonesa casera?

La mejor forma de incorporar cebolla, ajo y cilantro a una receta de mayonesa casera es picarlos finamente y mezclarlos con la mayonesa ya preparada hasta que estén bien integrados.

¿Qué proporciones son ideales para lograr un equilibrio de sabores en una mayonesa con cebolla, ajo y cilantro?

Para lograr un equilibrio de sabores en una mayonesa con cebolla, ajo y cilantro, las proporciones ideales son: 1/2 taza de mayonesa, 1/4 de cebolla picada finamente, 1 diente de ajo machacado y 2 cucharadas de cilantro fresco picado.

¿Se pueden añadir otros ingredientes a esta receta de mayonesa para darle un toque extra de sabor?

Sí, se pueden añadir diferentes ingredientes como ajo, limón, mostaza, hierbas o especias para darle un toque extra de sabor a la mayonesa.

Valores nutricionales de receta de mayonesa con cebolla ajo y cilantro

  • Calorías: 250 kcal
  • Grasas totales: 25g
  • Grasas saturadas: 4g
  • Colesterol: 15mg
  • Sodio: 200mg
  • Carbohidratos: 5g
  • Fibra dietética: 1g
  • Azúcares: 2g
  • Proteínas: 2g
  • Vitamina C: 10mg
  • Calcio: 20mg
  • Hierro: 1mg

Deja un comentario