Scones de queso y olivas: una deliciosa combinación

//

María

¡Deliciosos scones de queso y olivas para disfrutar en cualquier momento!

Los scones son unos pequeños y esponjosos panecillos originarios de la gastronomía británica, ideales para acompañar el té o el café de la tarde. En esta receta, te enseñaré cómo preparar unos irresistibles scones de queso y olivas, perfectos para sorprender a tus invitados o simplemente para darte un capricho.

Ingredientes:

– 250 gramos de harina de trigo
– 2 cucharaditas de levadura en polvo
– 1/2 cucharadita de sal
– 60 gramos de mantequilla fría, cortada en cubitos
– 100 gramos de queso cheddar rallado
– 50 gramos de olivas verdes sin hueso, picadas en trozos pequeños
– 150 ml de leche
– 1 huevo batido (para pincelar los scones)

Paso a paso:

1. Precalienta el horno a 200°C.
2. En un bowl grande, mezcla la harina, la levadura en polvo y la sal.
3. Agrega la mantequilla fría en cubitos y desmenuza con los dedos hasta obtener una textura arenosa.
4. Incorpora el queso cheddar rallado y las olivas picadas. Mezcla bien.
5. Añade la leche a la mezcla y revuelve hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.
6. Sobre una superficie enharinada, amasa la masa suavemente durante unos minutos hasta obtener una bola de masa homogénea.
7. Con un rodillo, estira la masa hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2 cm.
8. Con un cortador redondo o una taza boca abajo, corta los scones y colócalos en una bandeja para hornear previamente engrasada o forrada con papel de horno.
9. Pincela la parte superior de los scones con huevo batido para que adquieran un bonito color dorado al hornearse.
10. Hornea durante 12-15 minutos o hasta que los scones estén dorados en la parte superior.
11. Retira del horno y deja enfriar en una rejilla antes de servir.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de unos deliciosos scones de queso y olivas caseros. Puedes servirlos calientes o a temperatura ambiente, solos o acompañados de mantequilla, mermelada o crema agria. ¡Estoy seguro de que te encantarán!

Sabores mediterráneos en cada bocado: scones de queso y olivas.

Los sabores mediterráneos se fusionan en cada bocado de los scones de queso y olivas, una delicia que te transportará a tierras bañadas por el mar. Estos muffins salados son perfectos para disfrutar como aperitivo o acompañamiento en cualquier ocasión. La combinación de queso cremoso y aceitunas negras añade un toque de intensidad y frescura a cada mordisco. ¡Prepárate para deleitar tu paladar con esta receta llena de sabor mediterráneo! Los scones son fáciles de hacer y se hornean en poco tiempo, así que no hay excusa para no probarlos. Sorprende a tus invitados con estos deliciosos bocados y déjalos maravillados con la explosión de sabores en cada cucharada. ¡Te aseguro que no podrás comer solo uno! ¡No esperes más y anímate a cocinar esta deliciosa receta!

¡Hago estos calabacines todos los días! Receta de cena fácil en 10 minutos.

¿Cuál es la mejor receta para hacer scones de queso y olivas?

La mejor receta para hacer scones de queso y aceitunas es la siguiente:

Ingredientes:
– 250g de harina
– 2 cucharaditas de polvo de hornear
– 1/2 cucharadita de sal
– 100g de mantequilla fría
– 150g de queso rallado (puede ser cheddar, gouda u otro tipo de queso con sabor fuerte)
– 100g de aceitunas verdes sin hueso, picadas
– 150ml de leche
– 1 huevo batido (para dorar los scones)

Preparación:
1. Precalienta el horno a 200°C y prepara una bandeja con papel para hornear.
2. En un tazón grande, mezcla la harina, el polvo de hornear y la sal.
3. Agrega la mantequilla fría cortada en cubos pequeños. Con las manos o un tenedor, trabaja la mantequilla en la harina hasta obtener una textura similar a las migas de pan.
4. Añade el queso rallado y las aceitunas picadas, mezclando bien.
5. Incorpora poco a poco la leche, mezclando hasta formar una masa suave y homogénea.
6. Espolvorea harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima. Amása ligeramente para integrar todos los ingredientes.
7. Extiende la masa hasta que tenga aproximadamente 2 cm de espesor.
8. Con un cortador redondo o un vaso, corta los scones y colócalos en la bandeja para hornear.
9. Pinta la parte superior de cada scone con huevo batido para darles un bonito color dorado.
10. Hornea los scones durante 15-18 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por dentro.
11. Retira del horno y deja enfriar antes de servir.

Estos scones de queso y aceitunas son ideales como aperitivo o para acompañar una comida ligera. ¡Disfrútalos calientes y sabrosos!

¿Qué ingredientes necesito para preparar unos deliciosos scones de queso y olivas?

Para preparar unos deliciosos scones de queso y olivas, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 2 tazas de harina de trigo
– 1 cucharada de azúcar
– 2 cucharaditas de polvo de hornear
– 1/2 cucharadita de sal
– 1/4 de taza de mantequilla fría, cortada en cubos pequeños
– 1 taza de queso cheddar rallado
– 1/3 de taza de aceitunas verdes sin hueso, picadas en trozos pequeños
– 1/2 taza de leche

Paso a paso:
1. Precalienta el horno a 200°C (400°F) y forra una bandeja para hornear con papel pergamino.
2. En un tazón grande, mezcla la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal.
3. Agrega la mantequilla fría a la mezcla seca y utiliza tus dedos o un tenedor para deshacerla hasta obtener una textura similar a las migas.
4. Incorpora el queso cheddar rallado y las aceitunas picadas a la mezcla.
5. Añade poco a poco la leche y mezcla hasta obtener una masa suave pero no pegajosa. Si es necesario, agrega más leche en pequeñas cantidades.
6. Transfiere la masa a una superficie enharinada y amasa ligeramente durante unos minutos.
7. Con ayuda de un rodillo, extiende la masa hasta que tenga aproximadamente 2 cm de grosor.
8. Con un cortador de galletas redondo, corta los scones y colócalos en la bandeja para hornear preparada.
9. Hornea durante unos 15-18 minutos o hasta que los scones estén dorados en la parte superior.
10. Retira del horno y deja enfriar antes de servir.

¡Disfruta tus scones de queso y olivas! Puedes acompañarlos con mantequilla o una salsa de tu elección.

¿Tienes algún consejo o truco para que los scones de queso y olivas queden esponjosos y sabrosos?

Claro, aquí te dejo algunos consejos para que tus scones de queso y olivas queden esponjosos y sabrosos:

1. Utiliza ingredientes frescos: Asegúrate de usar queso y olivas de buena calidad, ya que esto hará una gran diferencia en el sabor final de tus scones.

2. Mantén los ingredientes fríos: Para lograr una textura esponjosa en tus scones, es importante que los ingredientes líquidos estén fríos. Esto incluye la mantequilla, la leche, el huevo, etc. Puedes incluso refrigerarlos antes de utilizarlos.

3. No mezcles demasiado la masa: Cuando combines los ingredientes secos con los líquidos, mezcla solo hasta que se incorporen. Evita sobrebatir la masa, ya que esto puede resultar en scones más densos y duros.

4. Añade levadura en polvo o bicarbonato de sodio: La levadura en polvo o el bicarbonato de sodio son agentes leudantes que ayudarán a que tus scones se vuelvan esponjosos. Agrega la cantidad adecuada según la receta que estés siguiendo.

5. Amasa suavemente: Una vez que hayas mezclado los ingredientes, amasa la masa de manera suave y rápida. No amases en exceso, solo lo suficiente para formar una masa lisa.

6. Corta la masa correctamente: En lugar de simplemente aplastar la masa y cortarla en círculos, utiliza un cortador de masa redondo o un vaso para cortar los scones. Esto ayudará a que se eleven mejor en el horno.

7. Hornea a la temperatura correcta: Asegúrate de precalentar el horno a la temperatura adecuada antes de hornear los scones. La temperatura recomendada suele ser alrededor de 200-220 grados Celsius, dependiendo de tu receta.

8. No los hornees en exceso: Los scones deben hornearse hasta que estén dorados por fuera y cocidos por dentro. Evita dejarlos en el horno por demasiado tiempo, ya que esto puede hacer que se resequen.

Recuerda que cada receta puede variar, así que es importante seguir las instrucciones específicas de la receta que estés utilizando. ¡Espero que estos consejos te ayuden a lograr unos scones deliciosos!

Valores nutricionales de la receta de scones de queso y olivas

– Calorías: 180 kcal
– Grasa total: 10 g
– Grasa saturada: 4 g
– Colesterol: 20 mg
– Sodio: 330 mg
– Carbohidratos totales: 18 g
– Fibra dietética: 1 g
– Azúcares: 1 g
– Proteínas: 6 g
– Vitamina A: 6% DV
– Vitamina C: 0% DV
– Calcio: 10% DV
– Hierro: 8% DV

Deja un comentario