Pastel de queso con limón ¡sin horno!

//

María

Introducción:

El pastel de queso es un postre clásico que siempre sorprende y deleita a todos los comensales. En esta ocasión, te presento una deliciosa receta de pastel de queso con limón sin necesidad de usar el horno. ¡Es refrescante, cremoso y perfecto para cualquier ocasión!

Ingredientes:

– 200 gramos de galletas tipo María
– 100 gramos de mantequilla derretida
– 400 gramos de queso crema
– 1 lata de leche condensada
– 1/2 taza de jugo de limón
– Ralladura de limón al gusto
– Hojas de menta para decorar (opcional)

Paso a paso:

1. Tritura las galletas tipo María hasta obtener una textura fina.
2. En un bowl, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta que quede una masa compacta.
3. Cubre el fondo de un molde desmontable con la masa de galletas y presiona bien para que quede uniforme. Reserva en el refrigerador mientras preparas el relleno.
4. En otro bowl, bate el queso crema hasta que esté suave y cremoso.
5. Agrega la leche condensada y continua batiendo hasta que ambos ingredientes se integren por completo.
6. Añade el jugo de limón y la ralladura de limón al gusto. Mezcla bien para distribuir los sabores de manera homogénea.
7. Vierte la mezcla sobre la base de galletas en el molde y alisa la superficie.
8. Refrigera el pastel durante al menos 4 horas, o si es posible, déjalo reposar toda la noche para que adquiera una textura más firme.
9. Antes de servir, decora el pastel con unas hojas de menta fresca y ralladura de limón para darle un toque aromático y visualmente atractivo.
10. Corta en porciones y sirve frío. ¡Disfruta de este delicioso pastel de queso con limón sin hornear!

Con esta receta, podrás deleitar a tus invitados sin complicarte con el uso del horno. El sabor refrescante del limón y la suavidad del queso crema harán de este pastel una opción irresistible para cualquier ocasión. ¡Buen provecho!

Delicioso pastel de queso al limón sin necesidad de horno

El pastel de queso al limón es una deliciosa opción para aquellos que disfrutan de los postres cremosos y refrescantes. Esta receta es perfecta, ya que no necesita horno para su preparación, lo que la convierte en una opción rápida y fácil de hacer.

Para empezar, necesitarás galletas trituradas y mantequilla derretida para hacer la base del pastel. Mezcla estos ingredientes hasta obtener una textura arenosa y coloca la mezcla en el fondo de un molde desmontable, presionando firmemente para que quede compacta.

Luego, en un tazón aparte, mezcla queso crema, leche condensada y jugo de limón fresco. Puedes agregar más o menos jugo de limón según tu preferencia personal de acidez. Bate estos ingredientes hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Vierte la mezcla sobre la base de galleta y refrigera durante al menos 3 horas para que el pastel se solidifique adecuadamente. Una vez listo, puedes decorarlo con ralladura de limón, rodajas de limón o incluso con merengue.

Este pastel de queso al limón sin horno es una delicia refrescante que seguramente complacerá a tus invitados. ¡Disfrútalo en cualquier ocasión y sorprende a todos con su sabor!

Receta Tarta de queso y limón SIN HORNO, una receta muy fácil. Loli Domínguez

¿Cuántas horas se debe refrigerar la tarta de queso?

La tarta de queso generalmente se debe refrigerar por al menos **4 horas** antes de servirla. Esto permitirá que la tarta enfríe y se asiente, lo que mejorará su textura y sabor. Durante este tiempo, los ingredientes se mezclarán y solidificarán, creando una tarta de queso más firme y deliciosa. Una vez que haya refrigerado durante el tiempo recomendado, estará lista para ser disfrutada.

¿Cuál es el tiempo máximo que la tarta de queso puede permanecer fuera de la nevera?

La tarta de queso puede permanecer fuera de la nevera durante un máximo de 2 horas. Es importante tener en cuenta que la tarta contiene ingredientes lácteos y, por lo tanto, es sensible al calor y a la humedad. Si la tarta se deja a temperatura ambiente durante más de 2 horas, existe el riesgo de que los ingredientes se estropeen y puedan provocar enfermedades alimentarias. Por esta razón, es recomendable guardar la tarta de queso en la nevera cuando no se está consumiendo para mantenerla fresca y segura para su consumo.

¿Cuál es la mejor receta de pastel de queso con limón sin hornear que hayas probado?

La mejor receta de pastel de queso con limón sin hornear que he probado es la siguiente:

Ingredientes:
– 200g de galletas tipo Digestive
– 100g de mantequilla derretida
– 500g de queso crema
– 1 lata de leche condensada
– Zumo de 2 limones
– Ralladura de 1 limón
– 200ml de nata para montar
– 3 hojas de gelatina

Paso 1: Tritura las galletas en un procesador de alimentos o metiéndolas en una bolsa y machacándolas con un rodillo. Mézclalas con la mantequilla derretida hasta obtener una masa uniforme. Esta será la base del pastel de queso.

Paso 2: En un bol aparte, bate el queso crema hasta que esté suave. Agrega la leche condensada y el zumo de limón, y continúa batiendo hasta integrar todos los ingredientes. Añade la ralladura de limón y mezcla bien.

Paso 3: En otro recipiente, bate la nata hasta que esté semi-montada. Reserva.

Paso 4: Hidrata las hojas de gelatina en agua fría durante unos minutos. Luego, escúrrelas y disuélvelas en dos cucharadas de agua caliente.

Paso 5: Agrega la gelatina disuelta a la mezcla de queso crema y mezcla rápida y suavemente hasta que esté bien incorporada. Incorpora también la nata semi-montada y mezcla con movimientos envolventes.

Paso 6: Vierte la mezcla sobre la base de galletas en un molde desmontable. Alisa la superficie con una espátula y refrigera durante al menos 4 horas, o idealmente toda la noche, para que el pastel tome consistencia.

Paso 7: Antes de servir, decora el pastel con rodajas de limón, ralladura de limón o cualquier otro adorno que desees.

Este pastel de queso con limón sin hornear es delicioso, refrescante y perfecto para cualquier ocasión. ¡Disfrútalo!

¿Cómo puedo hacer un pastel de queso con limón sin necesidad de usar el horno?

Aquí te dejo la receta de un delicioso pastel de queso con limón que no requiere el uso del horno:

Ingredientes:
– 200 g de galletas tipo María
– 100 g de mantequilla derretida
– 500 g de queso crema
– 200 ml de leche condensada
– 120 ml de jugo de limón
– Ralladura de limón al gusto
– Mermelada de limón o limón en rodajas (opcional)

Preparación:
1. Tritura las galletas tipo María hasta que queden bien trituradas. Puedes hacerlo en una bolsa de plástico y aplastarlas con un rodillo o utilizar un procesador de alimentos.
2. En un recipiente, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta obtener una masa homogénea.
3. Cubre el fondo de un molde desmontable con la masa de galletas presionando firmemente para que quede compacta. Reserva en el refrigerador durante al menos 30 minutos para que se endurezca.
4. En otro recipiente, mezcla el queso crema, la leche condensada, el jugo de limón y la ralladura de limón hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.
5. Vierte la mezcla de queso sobre la base de galleta en el molde y extiéndela de manera uniforme.
6. Cubre el molde con papel film y refrigera durante al menos 4 horas, o hasta que el pastel esté firme.
7. Una vez que el pastel haya enfriado y esté listo para servir, puedes decorarlo con mermelada de limón o rodajas de limón, si lo deseas.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de un delicioso pastel de queso con limón sin necesidad de utilizar el horno. Recuerda almacenarlo en el refrigerador para mantenerlo fresco. ¡Buen provecho!

¿Cuáles son los ingredientes esenciales para preparar un delicioso pastel de queso con limón sin hornear?

Para preparar un delicioso pastel de queso con limón sin hornear, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 200 gramos de galletas Digestive trituradas
– 100 gramos de mantequilla derretida
– 500 gramos de queso crema
– 200 gramos de yogur griego
– 150 gramos de azúcar
– El jugo y la ralladura de 2 limones
– 7 hojas de gelatina
– 200 ml de nata para montar
– Mermelada de limón (opcional para decorar)

Para empezar, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta obtener una masa homogénea. Presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable y reserva en el frigorífico.

En un bol aparte, bate el queso crema, el yogur griego, el azúcar, el jugo y la ralladura de limón hasta que quede bien integrado.

En un recipiente a parte, hidrata las hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Luego, escúrrelas y disuélvelas en 50 ml de agua caliente. Añade esta gelatina disuelta a la mezcla de queso crema y yogur, y mezcla bien.

En otro bol, monta la nata. Incorpora la nata montada a la mezcla de queso y gelatina, y mezcla con movimientos suaves y envolventes.

Vierte la mezcla sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula. Lleva el pastel al frigorífico durante al menos 4 horas, o hasta que esté bien cuajado.

Una vez que el pastel esté listo, puedes decorarlo con mermelada de limón si deseas. ¡Y voilà! Ya tienes un delicioso pastel de queso con limón sin hornear listo para disfrutar. ¡Buen provecho!

Valores nutricionales de la receta de pastel de queso con limón sin hornear

  • Calorías: 250 por porción
  • Grasas: 15g
  • Grasas saturadas: 8g
  • Grasas trans: 0g
  • Colesterol: 50mg
  • Sodio: 180mg
  • Carbohidratos: 25g
  • Azúcares: 18g
  • Fibra: 1g
  • Proteínas: 5g

Deja un comentario