Flan casero de huevo al baño María: ¡delicioso y fácil!

//

María

Introducción

El flan casero de huevo al baño maría es un postre clásico y delicioso que seguro has probado en numerosas ocasiones. Su textura suave y cremosa, combinada con el sabor dulce y delicado, lo convierte en un deleite para los amantes de los postres. Aunque parezca complicado de hacer, en realidad es muy fácil y solo requiere de unos pocos ingredientes básicos. En esta receta, te enseñaré cómo preparar un flan casero de huevo al baño maría paso a paso para que puedas sorprender a tus seres queridos con este exquisito postre.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 500 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

  1. En una olla, calienta la leche a fuego medio hasta que esté a punto de hervir. Retira del fuego y deja enfriar.
  2. En un recipiente aparte, bate los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Vierte lentamente la leche templada sobre la mezcla de huevos y azúcar, removiendo constantemente para evitar que los huevos se cuajen.
  4. Una vez que la mezcla esté bien incorporada, cuela la preparación para eliminar cualquier grumo que pudiera haber quedado.
  5. En moldes individuales o en uno grande, vierte la mezcla del flan.
  6. Coloca los moldes dentro de una bandeja profunda y agrega agua caliente a la bandeja, hasta cubrir aproximadamente la mitad de los moldes.
  7. Prepara un baño maría colocando la bandeja con los moldes dentro del horno precalentado a 180°C y hornea durante 50-60 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del flan, este salga limpio.
  8. Retira la bandeja del horno con cuidado y deja que los flanes se enfríen a temperatura ambiente antes de refrigerarlos durante al menos 2 horas.
  9. Una vez que estén bien fríos y cuajados, desmolda los flanes pasando un cuchillo por los bordes y volteándolos sobre un plato.
  10. Sirve los flanes caseros de huevo al baño maría acompañados de caramelo líquido o frutas frescas si lo deseas.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de este delicioso flan casero de huevo al baño maría. Es el postre perfecto para compartir en cualquier ocasión especial o para darte un capricho dulce en cualquier momento. ¡Buen provecho!

El delicioso flan casero de huevo al baño maría

El flan casero de huevo al baño maría es una deliciosa opción para endulzar cualquier ocasión. Su textura suave y cremosa lo convierte en el postre perfecto para disfrutar en familia o con amigos. Para prepararlo, necesitarás pocos ingredientes que seguramente ya tienes en tu despensa. La clave para lograr un flan perfecto está en su cocción lenta y constante, por eso se cocina al baño maría. Este método consiste en colocar el molde con la mezcla dentro de otro recipiente más grande con agua caliente, de esta manera el calor se distribuye de manera uniforme, evitando que el flan se queme o se agriete. Una vez listo, solo tendrás que desmoldarlo y servirlo acompañado de un toque de caramelo líquido. ¡Te aseguro que será todo un éxito!

Flan de leche condensada

¿Cuál es la duración de un flan de huevo casero?

La duración de un flan de huevo casero puede variar dependiendo de cómo se almacene. En general, un flan bien refrigerado puede durar hasta 4-5 días en el refrigerador. Es importante destacar que esto es solo una estimación y siempre debes revisar el aspecto y el olor del flan antes de consumirlo.

Para mantener el flan fresco por más tiempo, es recomendable guardarlo en un recipiente hermético en el refrigerador. También se puede envolver en papel film para evitar la formación de cristales de hielo.

Recuerda: Si notas algún cambio en la apariencia, el olor o la textura del flan, es mejor desecharlo para evitar problemas de salud.

¿Cuáles son los beneficios del flan de huevo?

El flan de huevo es un postre tradicional muy popular en muchas culturas. Además de ser delicioso, tiene varios beneficios nutricionales. Aquí te presento algunos de ellos:

1. Aporte de proteínas: El flan de huevo contiene una buena cantidad de proteínas, gracias a los huevos utilizados en su preparación. Las proteínas son esenciales para el crecimiento y reparación de tejidos, y son especialmente importantes para quienes llevan una vida activa o practican ejercicio físico.

2. Rico en vitaminas y minerales: Los huevos son una fuente de varias vitaminas y minerales, como la vitamina A, vitamina D, vitamina B12, hierro y zinc. Estos nutrientes desempeñan funciones importantísimas en nuestro organismo, como fortalecer el sistema inmunológico, favorecer la salud ósea y contribuir al correcto funcionamiento del sistema nervioso.

3. Alto contenido en colina: La colina es un nutriente esencial para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Los huevos son una excelente fuente de colina y, por lo tanto, consumir flan de huevo puede contribuir a mantener un correcto funcionamiento cognitivo.

4. Fácil de digerir: El flan de huevo tiene una textura suave y cremosa, lo que facilita su digestión. Es un postre ideal para aquellos con problemas digestivos o sensibilidad gástrica.

Es importante recordar que el consumo moderado es clave para obtener los beneficios sin excederse en calorías y grasas. Así que disfruta de esta deliciosa receta de flan de huevo, pero siempre con moderación.

¿Cuál es la receta de flan casero de huevo al baño maría más deliciosa y fácil de preparar?

¡Por supuesto! Aquí tienes una deliciosa y fácil receta de flan casero de huevo al baño maría.

Ingredientes:
– 4 huevos
– 1 lata de leche condensada (397 g)
– 2 tazas de leche
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– Caramelo líquido (puedes comprarlo hecho o hacerlo casero con azúcar)

Pasos:

1. Precalienta el horno a 180°C.

2. En un recipiente hondo, bate los huevos hasta que estén bien mezclados. Agrega la leche condensada, la leche y la esencia de vainilla. Mezcla todo hasta obtener una mezcla homogénea.

3. En una flanera o moldes individuales, vierte el caramelo líquido en el fondo. Puedes cubrir toda la superficie o solo la base, según tu preferencia.

4. Vierte la mezcla del flan sobre el caramelo en los moldes.

5. Cubre cada molde con papel de aluminio para evitar que entre agua durante el baño maría. Coloca los moldes en una fuente de horno profunda.

6. Llena la fuente con agua caliente hasta cubrir aproximadamente la mitad de los moldes.

7. Lleva la fuente al horno y hornea al baño maría durante unos 45 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del flan, este salga limpio.

8. Retira del horno y permite que los flanes se enfríen completamente antes de desmoldarlos. Puedes refrigerarlos durante unas horas para que estén bien fríos antes de servir.

9. Para desmoldar, pasa un cuchillo por los bordes del molde y voltealo sobre un plato. El caramelo líquido se desprenderá y cubrirá el flan.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de un delicioso flan casero de huevo al baño maría. ¡Buen provecho!

¿Cómo lograr que mi flan casero de huevo al baño maría quede con una textura suave y sin grumos?

Para lograr que tu flan casero de huevo al baño maría quede con una textura suave y sin grumos, te recomiendo seguir los siguientes pasos:

1. **Mezcla los ingredientes correctamente**: En un recipiente aparte, bate los huevos con suavidad hasta que estén bien mezclados. Luego, añade la leche condensada y la leche líquida poco a poco, continuando con el batido suave hasta obtener una mezcla homogénea.

2. **Cuela la mezcla**: Para evitar cualquier grumo o impureza, pasa la mezcla por un colador fino antes de verterla en el molde para flan. Esto ayudará a eliminar cualquier partícula sólida y obtener una consistencia más suave.

3. **Tiempo de reposo**: Permite que la mezcla repose durante unos minutos antes de verterla en el molde. Esto permitirá que los ingredientes se integren aún más y se reduzca la posibilidad de que queden grumos.

4. **Utiliza un molde adecuado**: Asegúrate de usar un molde para flan que permita una distribución uniforme del calor. Evita moldes con bordes afilados que puedan alterar la cocción y causar grumos.

5. **El baño maría**: Este método de cocción lenta ayuda a obtener una textura suave y uniforme en el flan. Para ello, coloca el molde dentro de una bandeja más grande y vierte agua caliente hasta llegar a la mitad del molde. Hornea a fuego medio durante el tiempo indicado en la receta.

6. **Controla el tiempo de cocción**: Es importante no sobrecocinar el flan, ya que esto puede generar grumos o una textura gomosa. Comprueba la cocción insertando un palillo o cuchillo en el centro del flan: si sale limpio, significa que está listo. Siempre sigue los tiempos de cocción recomendados en la receta.

7. **Enfría correctamente**: Una vez que el flan esté listo, sácalo del horno y déjalo enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerarlo. Esto permitirá que se asiente y adquiera su textura característica.

Siguiendo estos consejos, podrás obtener un delicioso flan casero de huevo al baño maría con una textura suave y sin grumos. ¡Disfrútalo!

¿Cuál es el tiempo de cocción ideal para obtener un flan casero de huevo al baño maría perfectamente cuajado y sin estar crudo ni demasiado firme?

El tiempo de cocción ideal para obtener un flan casero de huevo al baño maría perfectamente cuajado y sin estar crudo ni demasiado firme suele ser de aproximadamente 60 a 70 minutos. Es importante tener en cuenta que este tiempo puede variar ligeramente dependiendo de la potencia del fuego y del tamaño del molde utilizado.

El flan debe cocinarse a fuego medio-bajo, asegurándose de que el agua del baño maría no llegue a hervir. Esta técnica de cocción lenta y suave ayuda a que el flan se cuaje de manera uniforme, sin dejarlo crudo en el centro ni demasiado firme.

Para verificar la cocción, puedes hacer uso de un utensilio de cocina largo y delgado, como un palillo de madera o una brocheta, y pinchar el flan en el centro. Si el utensilio sale limpio, sin restos de huevo liquido, significa que el flan está listo. Otro indicativo es cuando los bordes del flan se despegan ligeramente del molde.

Una vez que el flan esté cuajado, retíralo del baño maría y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Luego, refrigéralo por al menos 4 horas, o preferiblemente durante la noche, para que tome consistencia y se asienten los sabores.

Recuerda que cada horno y cada receta pueden variar ligeramente, por lo que es importante estar atento/a y realizar pruebas con el palillo para asegurarte de obtener el punto perfecto de cuajado de tu flan casero.

Valores nutricionales de receta de flan casero de huevo al baño maría

  • Calorías: 250 kcal
  • Grasas: 15g
  • Grasas saturadas: 8g
  • Grasas trans: 0.5g
  • Colesterol: 200mg
  • Sodio: 150mg
  • Carbohidratos: 25g
  • Azúcares: 20g
  • Fibra: 0g
  • Proteínas: 5g

Deja un comentario