Cheesecake Original al Horno: Receta Deliciosa

//

María

Introducción:

El cheesecake, o pastel de queso, es un postre clásico y delicioso que puede prepararse de muchas formas. En esta receta, te enseñaré cómo hacer un cheesecake original al horno, con una base crujiente y un relleno suave y cremoso. ¡Prepárate para disfrutar de cada bocado!

Ingredientes:

– 250 gramos de galletas Digestive
– 100 gramos de mantequilla derretida
– 500 gramos de queso crema
– 200 gramos de azúcar
– 3 huevos
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– Ralladura de limón (opcional)

Paso 1: Preparar la base

1. Tritura las galletas Digestive hasta obtener migas finas. Puedes utilizar una licuadora o ponerlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo.
2. En un bol, mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta obtener una pasta homogénea.
3. Cubre el fondo de un molde para cheesecake con la masa de galleta, presionando con los dedos o con el dorso de una cuchara para que quede compacta.

Paso 2: Preparar el relleno

1. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
2. En un bol grande, mezcla el queso crema con el azúcar utilizando una batidora eléctrica hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.
3. Agrega los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
4. Añade el extracto de vainilla y la ralladura de limón (opcional) y mezcla nuevamente hasta que estén bien incorporados.

Paso 3: Hornear

1. Vierte la mezcla de queso crema sobre la base de galleta en el molde.
2. Golpea suavemente el molde contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire.
3. Hornea el cheesecake en el horno precalentado durante aproximadamente 50-60 minutos, o hasta que esté firme en el centro.
4. Retira el cheesecake del horno y deja que se enfríe completamente a temperatura ambiente.
5. Luego, refrigera durante al menos 4 horas, o preferiblemente toda la noche, antes de desmoldar y servir.

Conclusión:

El cheesecake original al horno es un postre irresistible que conquistará a todos tus invitados. Con su base crujiente y su relleno cremoso, este dulce deleitará tus sentidos. ¡Anímate a prepararlo y disfruta de esta deliciosa receta en cualquier ocasión especial!

Deliciosa cheesecake horneada: ¡la receta original!

La cheesecake horneada es un postre clásico y exquisito que deleita a todos. La combinación perfecta de su base crujiente, el suave relleno de queso crema y la cobertura dulce hacen de esta receta una verdadera delicia para los amantes de los postres. La técnica de horneado le da a la tarta de queso una textura cremosa y suave, mientras que el sabor se intensifica con cada bocado. ¡No puedes resistirte a probar esta receta original y disfrutar de una cheesecake perfecta en cada ocasión!

Cómo hacer cheesecake. How to make traditional cheesecake with a secret ingredient.

¿Cuáles son los ingredientes que le dan consistencia y firmeza a la cheesecake?

Para lograr una consistencia y firmeza adecuada en la cheesecake, se utilizan principalmente tres ingredientes clave:

1. **Queso crema:** El queso crema es la base principal de la cheesecake y le aporta su textura cremosa. Se recomienda utilizar un queso crema de buena calidad, ya que esto afectará el resultado final.

2. **Huevos:** Los huevos desempeñan un papel fundamental en la consistencia de la cheesecake, ya que ayudan a que cuaje durante el horneado. Además, proporcionan estructura al postre.

3. **Gelatina sin sabor:** La gelatina sin sabor es un ingrediente opcional, pero suele utilizarse para dar mayor firmeza a la cheesecake. Se hidrata previamente en agua y luego se disuelve en caliente antes de agregarla a la mezcla de queso crema.

Estos ingredientes, combinados con otros como azúcar, vainilla y galletas trituradas para la base, permiten obtener una cheesecake deliciosa y con una consistencia firme que se deshace en la boca. Es importante seguir cuidadosamente la receta y los tiempos de cocción para lograr el resultado deseado.

¿Cuánto tiempo se puede guardar un cheesecake en la nevera?

Un cheesecake puede ser almacenado en el refrigerador por un período de **3 a 5 días**. Durante este tiempo, se recomienda cubrirlo con papel film o colocarlo en un recipiente hermético para mantener su frescura y evitar que absorba olores indeseados de otros alimentos en la nevera. Es importante destacar que la calidad y textura del cheesecake pueden cambiar ligeramente con el tiempo, por lo que se recomienda consumirlo lo más pronto posible para disfrutarlo en su mejor estado.

¿Por cuánto tiempo se puede conservar el cheesecake?

El cheesecake se puede conservar en el refrigerador por un período de 3 a 5 días. Es importante mantenerlo bien cubierto o en un recipiente hermético para evitar que se seque. También se puede congelar por un periodo de 1 a 2 meses para prolongar su vida útil. Para descongelar, se debe trasladar del congelador al refrigerador y permitir que se descongele lentamente antes de servir. Recuerda que al momento de guardar el cheesecake, es recomendable retirar cualquier adorno o cobertura que sea sensible a la humedad, para evitar que se deteriore.

¿De dónde es originario el cheesecake?

El cheesecake, también conocido como pastel de queso, es originario de la antigua Grecia. Esta deliciosa receta ha sido disfrutada desde hace más de 4.000 años. Los griegos fueron los primeros en mezclar queso fresco con miel y trigo para crear un postre similar al cheesecake que conocemos hoy en día.

Durante el Imperio Romano, la receta del cheesecake fue adoptada y evolucionó aún más. Los romanos agregaron huevos y horneaban la mezcla, lo que le daba una consistencia más suave y cremosa. Así, la receta del cheesecake se fue expandiendo por Europa y se convirtió en un postre popular en muchas culturas.

En el siglo XIX, el queso crema se introdujo en las recetas de cheesecake, lo que le dio a este postre un sabor más suave y aterciopelado. Fue en Estados Unidos donde se popularizó el uso del queso crema, especialmente gracias a la marca Philadelphia, que lanzó su famoso “Philadelphia Cheesecake”.

Hoy en día, el cheesecake es una receta icónica y versátil que se disfruta en todo el mundo. Desde la clásica versión de Nueva York hasta las variaciones con frutas, chocolate o caramelo, el cheesecake es un postre irresistible que deleita a todos los amantes de la buena cocina.

¿Cuál es la receta original de cheesecake al horno?

La receta original de cheesecake al horno es una delicia que combina una base de galletas trituradas con un relleno cremoso y suave. Aquí está la receta:

Ingredientes para la base:
– 200 gramos de galletas tipo digestive o galletas maría
– 100 gramos de mantequilla derretida

Ingredientes para el relleno:
– 500 gramos de queso crema (tipo Philadelphia)
– 200 gramos de azúcar
– 3 huevos
– 200 ml de crema agria (sour cream)
– 1 cucharadita de vainilla líquida

Instrucciones:

1. Precalienta el horno a 180°C.

2. Tritura las galletas en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa de plástico y aplástalas con un rodillo hasta que estén bien trituradas.

3. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta que se forme una masa homogénea.

4. Cubre el fondo de un molde desmontable con esta mezcla de galletas presionando firmemente. Intenta que la capa de galletas sea uniforme.

5. En otro recipiente, bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una crema suave.

6. Agrega los huevos uno por uno, asegurándote de que se integren completamente antes de añadir el siguiente.

7. Incorpora la crema agria y la vainilla líquida. Mezcla bien hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.

8. Vierte la mezcla de queso sobre la base de galletas y alísala con una espátula.

9. Hornea durante aproximadamente 45-50 minutos o hasta que la superficie esté firme pero ligeramente temblorosa en el centro.

10. Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente durante al menos una hora.

11. Luego, refrigera el cheesecake durante al menos 4 horas o preferiblemente toda la noche para que adquiera su textura y sabor óptimos.

12. Antes de servir, puedes decorar el cheesecake con frutas frescas, salsa de frutas o espolvorear azúcar glass.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa y auténtica cheesecake al horno. ¡Buen provecho!

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para hacer un cheesecake al horno tradicional?

Los ingredientes necesarios para hacer un cheesecake al horno tradicional son:

– **225 gramos de galletas tipo Digestive** trituradas en migajas finas.
– **115 gramos de mantequilla derretida**.
– **500 gramos de queso crema** a temperatura ambiente.
– **200 gramos de azúcar**.
– **4 huevos** grandes.
– **1 cucharadita de extracto de vainilla**.
– **250 ml de crema agria**.
– **Una pizca de sal**.

Además, para la cobertura opcional de frutas, necesitarás:

– **Frutas frescas** como fresas, arándanos o frambuesas.
– **Mermelada de frutas** para dar brillo y sabor a las frutas.

Recuerda que estos ingredientes son para una receta básica de cheesecake al horno tradicional. Puedes agregar ingredientes adicionales como ralladura de limón, chocolate derretido o nueces trituradas para darle un toque personalizado a tu cheesecake.

¿Cuál es el tiempo y la temperatura adecuados para hornear un cheesecake original?

El tiempo y la temperatura adecuados para hornear un cheesecake original pueden variar dependiendo de la receta específica. Sin embargo, en general, la mayoría de las recetas de cheesecake se hornean a una temperatura de 160°C a 180°C durante aproximadamente 50 a 60 minutos.

Es importante precalentar el horno antes de comenzar a hornear el cheesecake. Para asegurar una cocción uniforme, se recomienda colocar el molde del cheesecake en el centro del horno.

Es crucial no abrir la puerta del horno durante la primera mitad del tiempo de cocción, ya que esto puede hacer que el cheesecake se hunda o se agriete. Pasado ese tiempo, puedes verificar si el cheesecake está listo agitando levemente el molde. El centro debería moverse ligeramente pero aún tener una apariencia gelatinosa.

Una vez que el cheesecake esté listo, es importante dejarlo enfriar por completo en el molde antes de desmoldarlo y refrigerarlo por al menos 4 horas o preferiblemente durante la noche. Esto permitirá que el cheesecake se asiente y adquiera la textura y consistencia adecuadas.

Recuerda que estos tiempos y temperaturas son solo una guía general, siempre es recomendable seguir las instrucciones específicas de la receta que estés utilizando.

Valores nutricionales de la receta de cheesecake original al horno

  • Calorías: 400 por porción
  • Grasas: 25g, de las cuales 15g son grasas saturadas
  • Carbohidratos: 40g, de los cuales 30g son azúcares
  • Proteínas: 6g
  • Fibra: 1g
  • Calcio: 150mg
  • Hierro: 1mg

Deja un comentario