Budín de mandarina sin licuadora: ¡Fácil y delicioso!

//

pyyq4

Introducción:
El budín de mandarina es una opción deliciosa y refrescante para disfrutar en cualquier momento del año. Esta receta es ideal para aquellos que no cuentan con una licuadora en su cocina, ya que se puede preparar de manera sencilla con ingredientes básicos que seguramente tienes en casa. A continuación, te mostraremos cómo hacer un budín de mandarina sin licuadora, ¡para que puedas sorprender a tus invitados con esta delicia!

Ingredientes:

– 3 mandarinas grandes
– 200 gramos de harina
– 150 gramos de azúcar
– 3 huevos
– 100 gramos de mantequilla derretida
– 1 cucharadita de polvo de hornear
– Ralladura de una mandarina (opcional)
– Mantequilla y harina (para engrasar el molde)

Paso a paso:

1. Precalienta el horno a 180°C (350°F). Engrasa el molde con mantequilla y espolvorea harina para evitar que el budín se pegue.
2. Lava muy bien las mandarinas y sécalas con papel absorbente. Ralla la cáscara de una mandarina y reserva la ralladura para luego.
3. Corta las mandarinas por la mitad y exprime todo su jugo en un recipiente. Si deseas un budín más suave, puedes colar el jugo para eliminar las semillas y los grumos.
4. En un bol grande, bate los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y espumosa.
5. Agrega la mantequilla derretida a la mezcla de huevos y azúcar, y continúa batiendo hasta incorporarla por completo.
6. Tamiza la harina y el polvo de hornear en la masa y mezcla suavemente con una espátula o cuchara de madera. Añade también la ralladura de mandarina si así lo deseas.
7. Agrega el jugo de las mandarinas a la mezcla poco a poco, mezclando suavemente para que todos los ingredientes se combinen de manera uniforme.
8. Vierte la masa del budín en el molde previamente engrasado y espolvoreado con harina.
9. Hornea durante aproximadamente 40-45 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del budín, este salga limpio.
10. Retira el budín del horno y deja enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.
11. Una vez frío, puedes espolvorear un poco de azúcar glas por encima para darle un toque final.

¡Y listo! Ahora tienes un delicioso budín de mandarina sin licuadora para disfrutar en cualquier ocasión. Este postre es ideal para acompañar con un té, café o simplemente como un capricho dulce después de una comida. ¡Disfruta de su sabor fresco y cítrico!

Budin de mandarina: ¡sin licuadora!

El budín de mandarina es una deliciosa opción para disfrutar en cualquier momento del día. La textura suave y el sabor cítrico de la mandarina se combinan perfectamente en esta receta que no requiere el uso de una licuadora. Para comenzar, necesitarás mandarinas jugosas y maduras. Exprime el jugo y reserva las cáscaras. En un bowl, mezcla la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Agrega los huevos ligeramente batidos y la mantequilla derretida. Incorpora el jugo de mandarina y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea. Vierte la mezcla en un molde previamente engrasado y hornéalo a temperatura media durante aproximadamente 45 minutos o hasta que esté dorado y cocido por dentro. Deja enfriar antes de desmoldar y ¡listo! Un delicioso budín de mandarina para disfrutar en cualquier ocasión.

Sorprende a todos con este Budín de Naranja! Delicioso pastel de Naranja

¿Cuál es la mejor forma de obtener un puré de mandarinas sin licuadora para hacer un budín de mandarina?

Para obtener un puré de mandarinas sin licuadora para hacer un budín de mandarina, puedes seguir estos pasos:

1. Pelar y separar las mandarinas: Comienza pelando cuidadosamente las mandarinas, asegurándote de quitarle la piel y las semillas. Separa los gajos y colócalos en un recipiente.

2. Machacar las mandarinas: Con la ayuda de un tenedor o un mortero, machaca los gajos de mandarina hasta obtener una consistencia similar a un puré. También puedes exprimir suavemente los gajos con las manos para obtener el jugo.

3. Colar el puré: Para asegurarte de que no haya ningún residuo de semillas o pulpa en el puré, puedes pasar el puré por un colador fino o una malla fina. Esto ayudará a obtener un puré más suave y sin impurezas.

4. Utilizar el puré en la receta de budín: Una vez que tengas el puré de mandarinas listo, puedes utilizarlo en tu receta de budín de mandarina. **Agrega el puré de mandarina junto con los demás ingredientes del budín.** Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Recuerda ajustar la cantidad de azúcar en tu receta según la acidez y dulzura de las mandarinas utilizadas. ¡Disfruta de tu budín de mandarina casero!

Nota: Si no tienes acceso a una licuadora, esta es una excelente forma de obtener un puré de mandarinas para tus recetas sin necesidad de este electrodoméstico.

¿Qué ingredientes puedo utilizar para reemplazar la licuadora en la receta de budín de mandarina?

Si no tienes una licuadora a mano para hacer un budín de mandarina, puedes intentar triturar los ingredientes de la siguiente manera:

1. Mandarinas: Pela y desmenúzalas con las manos para obtener la pulpa y las semillas.
2. Huevos: Bátelos enérgicamente en un bol hasta que estén bien mezclados.
3. Azúcar: Mezcla el azúcar con los huevos batidos hasta que se disuelva por completo. Puedes usar una cuchara o un tenedor para esta tarea.
4. Aceite vegetal: Añade el aceite al bol con los huevos y el azúcar, y mézclalo todo hasta obtener una mezcla homogénea y suave.

En lugar de utilizar una licuadora para combinar estos ingredientes, asegúrate de mezclarlos bien con una cuchara o un tenedor para lograr una consistencia similar. Una vez que todos los ingredientes estén bien incorporados, continúa con la receta siguiendo los pasos indicados, como añadir harina, polvo de hornear, ralladura de mandarina u otros ingredientes adicionales.

Recuerda que, aunque la licuadora puede acelerar el proceso de mezclado, es posible crear un budín delicioso utilizando métodos alternativos. ¡Buena suerte con tu receta de budín de mandarina!

¿Existen otras alternativas para triturar las mandarinas sin usar una licuadora en la preparación del budín?

Sí, existen otras alternativas para triturar las mandarinas sin usar una licuadora en la preparación del budín. A continuación, te menciono algunas opciones:

1. Prensado manual: Puedes utilizar tus manos para exprimir las mandarinas y obtener su jugo. Luego, puedes pasar el jugo por un colador fino para eliminar cualquier pulpa o semillas que puedan haber quedado.

2. Usar un exprimidor de cítricos: Si tienes un exprimidor de cítricos en casa, puedes utilizarlo para extraer el jugo de las mandarinas. Este dispositivo te ayudará a separar fácilmente el jugo de la pulpa y las semillas.

3. Rallado: Si no quieres usar la licuadora ni tampoco exprimir las mandarinas, otra opción es rallar la cáscara de las mandarinas utilizando un rallador. Luego, puedes añadir la ralladura a la mezcla del budín para darle sabor y aroma a mandarina.

Recuerda que, en todas estas alternativas, debes asegurarte de obtener el jugo suficiente o la cantidad equivalente necesaria para la receta.

Valores nutricionales:

– Calorías: 200 por porción
– Grasas: 8 g
– Grasas saturadas: 2 g
– Grasas trans: 0 g
– Colesterol: 20 mg
– Sodio: 150 mg
– Carbohidratos: 30 g
– Fibra: 2 g
– Azúcares: 15 g
– Proteínas: 4 g

Estos valores son aproximados y pueden variar según los ingredientes utilizados. Recuerda que el tamaño de la porción puede afectar los valores nutricionales totales de la receta. Es importante tener en cuenta esta información si estás siguiendo una dieta especial o si necesitas controlar tu ingesta de calorías y nutrientes.

Deja un comentario