Arroz con leche condensada: cremoso y fácil.

//

María

El arroz con leche es un postre tradicional y delicioso que suele gustar a grandes y pequeños. Esta receta de arroz con leche condensada es muy fácil de preparar y queda cremosa y llena de sabor. Sigue los pasos a continuación para disfrutar de este dulce manjar.

Ingredientes:

    • 1 taza de arroz
    • 4 tazas de leche
    • 1 lata de leche condensada
    • Canela en rama
    • Cáscara de limón
    • 1 pizca de sal
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Paso a paso:

    • Lava el arroz bajo agua fría para quitar el exceso de almidón.
    • En una olla grande, calienta la leche a fuego medio junto con la canela en rama, la cáscara de limón, la pizca de sal y la esencia de vainilla.
    • Agrega el arroz lavado y cocina a fuego lento por aproximadamente 30 minutos, removiendo ocasionalmente para evitar que se pegue.
    • Cuando el arroz esté cocido y la mezcla haya espesado, añade la leche condensada y remueve bien para integrar todos los ingredientes.
    • Retira la canela en rama y la cáscara de limón.
    • Sirve el arroz con leche condensada en recipientes individuales y espolvorea un poco de canela molida por encima.
    • Refrigera antes de servir si prefieres disfrutarlo frío.
    • ¡Disfruta de este delicioso arroz con leche condensada casero!

¡Delicioso arroz con leche condensada!

El arroz con leche condensada es una variante del postre tradicional que resulta aún más cremoso y dulce gracias al toque de la leche condensada. Este plato es muy popular en muchas culturas alrededor del mundo y suele ser un favorito de grandes y pequeños por igual. La combinación de la textura suave del arroz con el dulzor de la leche condensada lo convierte en una delicia irresistible que se puede disfrutar tanto frío como caliente. Perfecto como postre o merienda, el arroz con leche condensada es una opción sencilla y deliciosa para endulzar cualquier ocasión especial o simplemente darse un gusto en cualquier momento del día.

¿Qué ocurre si no lavo el arroz para hacer arroz con leche?

Si no lavas el arroz antes de hacer arroz con leche, puedes experimentar algunas consecuencias. El principal problema es que el almidón y restos de polvo presentes en el arroz sin lavar pueden hacer que la preparación quede más pegajosa y menos cremosa. Además, el sabor final podría resultar más fuerte y menos suave.

Lavar el arroz previamente antes de cocinarlo para hacer arroz con leche ayuda a eliminar el exceso de almidón y cualquier impureza, lo que contribuye a obtener una textura más suave y un sabor más equilibrado en el postre final. ¡No te saltes este paso importante al preparar tus recetas de arroz con leche!

¿Cuáles son los beneficios del arroz con leche?

El arroz con leche es un postre tradicional que aporta varios beneficios para la salud. Algunos de los beneficios incluyen:

1. Fuente de energía: Debido a su contenido de carbohidratos provenientes del arroz y azúcar, el arroz con leche proporciona energía de forma rápida.

2. Alto en calcio: La leche utilizada en esta receta es una excelente fuente de calcio, beneficioso para la salud ósea y dental.

3. Aporte de proteínas: Tanto el arroz como la leche contienen proteínas, necesarias para la reparación y mantenimiento de los tejidos del cuerpo.

4. Rico en nutrientes: El arroz con leche también aporta vitaminas y minerales como vitamina A, vitamina D, hierro y potasio.

5. Fácil de digerir: Es un postre suave que suele ser bien tolerado por personas con problemas digestivos.

¡Disfrutar de una porción de arroz con leche casero puede ser una deliciosa forma de obtener estos beneficios para tu salud!

¿Cómo se puede conservar el arroz con leche?

Para conservar el arroz con leche de forma adecuada, es importante seguir algunos consejos. Primero, debes asegurarte de que esté bien cocido y refrigerarlo inmediatamente después de que se enfríe a temperatura ambiente.

Una vez frío, puedes almacenarlo en un recipiente hermético en el refrigerador. Se recomienda consumirlo en un plazo de 3 a 4 días para mantener su frescura y sabor.

Si deseas conservar el arroz con leche por más tiempo, también puedes congelarlo. Coloca porciones individuales en bolsas resellables o recipientes aptos para congelación, asegurándote de dejar un espacio libre para que pueda expandirse al congelarse. Etiqueta claramente con la fecha de preparación y consume en un plazo de 1-2 meses para garantizar la calidad del producto.

Al momento de consumir el arroz con leche congelado, déjalo descongelar en el refrigerador durante la noche o a temperatura ambiente por varias horas. Puedes calentar suavemente en el microondas o en una cacerola a fuego bajo para recalentarlo antes de servir. ¡Disfruta de tu delicioso arroz con leche conservado de manera adecuada!

¿Cuál es la receta tradicional de arroz con leche condensada?

La receta tradicional de arroz con leche condensada lleva arroz, leche condensada, leche, canela y cáscara de limón.

¿Cómo puedo hacer un arroz con leche condensada cremoso?

Para hacer un arroz con leche condensada cremoso, cocina el arroz en leche hasta que esté tierno, luego agrega la leche condensada y deja cocinar a fuego lento hasta que espese. ¡Listo!

¿Qué variaciones puedo hacer en la receta de arroz con leche condensada para darle un toque especial?

Puedes añadirle canela en rama, piel de limón, o trozos de fruta como manzana o plátano para darle un toque especial a tu arroz con leche condensada.

Valores nutricionales de la receta de arroz con leche condensada fácil y cremoso

      • Calorías: 250 kcal por porción
      • Grasas: 7g
      • Carbohidratos: 45g
      • Proteínas: 5g
      • Azúcares: 25g

Deja un comentario