Almendrados caseros: deliciosas y fáciles de preparar

//

María

Receta de Almendrados Caseros

Los almendrados son unos deliciosos dulces tradicionales perfectos para disfrutar en cualquier momento del día. Su suave textura y su delicado sabor a almendra los convierten en una auténtica tentación.

Ingredientes:

– 200 gramos de almendras molidas
– 200 gramos de azúcar
– 1 clara de huevo
– Ralladura de limón
– Azúcar glas para decorar

Paso a paso:

Paso 1: En un recipiente, mezcla las almendras molidas con el azúcar y la ralladura de limón. Remueve bien hasta que los ingredientes estén completamente integrados.

Paso 2: Añade la clara de huevo a la mezcla y amasa con las manos hasta obtener una masa compacta y homogénea. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir unas gotas de agua para facilitar la manipulación.

Paso 3: Precalienta el horno a 180°C.

Paso 4: Con la masa, forma pequeñas bolitas y colócalas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear. Asegúrate de dejar suficiente espacio entre ellas, ya que los almendrados se expandirán al cocinarse.

Paso 5: Hornea los almendrados durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que estén dorados por fuera. Recuerda que el tiempo de cocción puede variar según el horno, así que mantén un ojo en ellos.

Paso 6: Una vez cocidos, retira los almendrados del horno y déjalos enfriar completamente antes de manipularlos. Espolvorea azúcar glas sobre los dulces ya fríos para decorar.

Los almendrados caseros son perfectos para acompañar una buena taza de café o té, y también son ideales como regalo para familiares y amigos. ¡Disfruta de su sabor y comparte esta deliciosa receta con quienes más quieres!

Deliciosos Almendrados Caseros

Si estás buscando una delicia casera para satisfacer tus antojos de dulce, los Almendrados Caseros son la opción perfecta. Estos pequeños bocados de felicidad combinan a la perfección el sabor crujiente de las almendras con la dulzura de un delicioso glaseado. Además, su preparación es muy sencilla y los ingredientes seguramente los tienes en tu despensa. Prepara una bandeja de Almendrados Caseros y sorprende a tus seres queridos con un postre irresistible. No podrán resistirse a su textura suave y su sabor irresistible. Acompáñalos con una taza de café o té y disfruta de un momento de placer único.

MANTECADOS DE ALMENDRA

¿Cuál es la receta tradicional de los almendrados caseros?

La receta tradicional de los almendrados caseros es muy sencilla y deliciosa. Aquí te la comparto:

Ingredientes:
– 250 gramos de almendras crudas
– 200 gramos de azúcar
– 2 claras de huevo
– Ralladura de limón (opcional)
– Azúcar glas para decorar

Paso 1: Precalienta el horno a 180°C.

Paso 2: En un recipiente grande, mezcla las almendras con el azúcar y la ralladura de limón (si decides agregarla). Puedes triturar ligeramente las almendras para obtener una textura más homogénea.

Paso 3: Agrega las claras de huevo al recipiente y mezcla bien hasta obtener una masa compacta y pegajosa.

Paso 4: Toma porciones pequeñas de masa y forma bolitas redondas. Coloca las bolitas en una bandeja de horno previamente forrada con papel encerado o silicona.

Paso 5: Hornea los almendrados durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que estén dorados por fuera.

Paso 6: Una vez cocidos, retira los almendrados del horno y déjalos enfriar completamente.

Paso 7: Espolvorea azúcar glas por encima de los almendrados antes de servir.

¡Y listo! Ya tienes tus almendrados caseros listos para disfrutar. Puedes guardarlos en un recipiente hermético para que se mantengan frescos por más tiempo. Son ideales para acompañar el café o té. ¡Buen provecho!

¿Cuál es la clave para lograr unos almendrados caseros crujientes por fuera y suaves por dentro?

La clave para lograr unos almendrados caseros crujientes por fuera y suaves por dentro radica en seguir algunos pasos importantes. Aquí tienes la receta:

Ingredientes:
– 200 g de almendra molida
– 200 g de azúcar
– 2 claras de huevo
– Una pizca de sal
– Azúcar glas para decorar

Paso a paso:

1. Precalienta el horno a 180°C y coloca papel de hornear en una bandeja.

2. En un bol, mezcla la almendra molida con el azúcar.

3. En otro bol aparte, bate las claras de huevo con una pizca de sal hasta obtener punto de nieve. Puedes hacer esto manualmente o con una batidora eléctrica.

4. Agrega las claras batidas a la mezcla de almendra y azúcar. Con movimientos envolventes, mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.

5. Con tus manos ligeramente humedecidas, forma pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y colócalas en la bandeja con papel de hornear. Deja suficiente espacio entre cada bolita, ya que se expandirán durante la cocción.

6. Aplane ligeramente las bolitas con la palma de tu mano, dándoles forma redonda.

7. Hornea durante unos 12-15 minutos o hasta que los almendrados estén dorados por fuera.

8. Retira del horno y deja que se enfríen completamente antes de decorar con azúcar glas.

¡Listo! Ya tienes unos deliciosos almendrados caseros crujientes por fuera y suaves por dentro para disfrutar. Puedes guardarlos en un recipiente hermético para que se mantengan frescos por más tiempo.

¿Se pueden hacer variaciones en la receta de almendrados caseros, como añadir otros frutos secos o chocolate?

¡Claro que sí! Las recetas siempre son flexibles y se pueden hacer variaciones según tus preferencias. En el caso de los almendrados caseros, puedes añadir otros frutos secos como nueces, avellanas o pistachos para darles un toque diferente y aumentar la variedad de sabores y texturas.

También puedes agregar chocolate a la receta si te gusta el sabor dulce y chocolatoso. Puedes incorporar trozos de chocolate negro, con leche o blanco en la masa de los almendrados antes de hornearlos, o incluso derretir un poco de chocolate y bañarlos una vez estén listos.

Recuerda que al realizar modificaciones en la receta, es posible que debas ajustar las cantidades de los ingredientes o los tiempos de cocción para obtener el resultado deseado. ¡Experimenta y diviértete creando tus propias versiones de los almendrados caseros!

Valores nutricionales de receta de almendrados caseros

  • Calorías: 200 kcal por porción
  • Grasas: 12g por porción
  • Grasas saturadas: 1.5g por porción
  • Grasas trans: 0g por porción
  • Colesterol: 0mg por porción
  • Sodio: 50mg por porción
  • Carbohidratos: 20g por porción
  • Fibra: 2g por porción
  • Azúcares: 10g por porción
  • Proteínas: 3g por porción

Deja un comentario