Deliciosos calzones rotos al horno

//

María

Receta de calzones rotos al horno

Introducción:
Los calzones rotos son una deliciosa y tradicional receta chilena que se suele disfrutar en momentos de compartir en familia o como un antojo dulce. En esta ocasión, te mostraremos cómo prepararlos al horno, una opción más saludable que la versión frita pero igual de sabrosa. ¡Sigue los pasos a continuación y sorprende a todos con estos calzones rotos al horno!

Ingredientes:
– 2 tazas de harina
– 2 cucharadas de azúcar
– 1 cucharadita de polvo de hornear
– 1/2 cucharadita de sal
– 2 huevos
– 4 cucharadas de mantequilla derretida
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– Azúcar flor (opcional, para espolvorear)

Paso 1: Preparar la masa
En un bowl grande, mezcla la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal. Haz un hueco en el centro y agrega los huevos, la mantequilla derretida y la esencia de vainilla. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Paso 2: Amasar la masa
Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y lisa. Coloca la masa sobre la superficie y comienza a amasarla con las manos durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica.

Paso 3: Reposar la masa
Envuelve la masa en papel film y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a que la masa se relaje y sea más fácil de estirar.

Paso 4: Estirar la masa
Precalienta el horno a 180°C. Saca la masa del refrigerador y divídela en porciones pequeñas. Estira cada porción con un rodillo hasta obtener un grosor de aproximadamente 3 mm.

Paso 5: Hornear los calzones rotos
Coloca los trozos de masa estirada en una bandeja para horno, previamente cubierta con papel encerado. Lleva la bandeja al horno y hornea los calzones rotos durante aproximadamente 10-12 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes.

Paso 6: Espolvorear azúcar flor
Si lo deseas, puedes espolvorear azúcar flor sobre los calzones rotos justo cuando los saques del horno. Esto les dará un toque extra de dulzura y un acabado más tradicional.

¡Listo para disfrutar!
Una vez que los calzones rotos al horno estén completamente enfriados, están listos para disfrutar. Puedes servirlos solos o acompañados de alguna mermelada o salsa de tu preferencia. Son perfectos para compartir en cualquier ocasión y seguro serán un éxito entre tus familiares y amigos. ¡Buen provecho!

Una deliciosa opción al horno

Si estás buscando una opción deliciosa para preparar en el horno, tengo la receta perfecta para ti. Este plato es ideal para aquellos días en los que tienes poco tiempo pero aún así quieres disfrutar de una comida sabrosa y saludable. Para comenzar, necesitarás algunos ingredientes frescos y fáciles de encontrar. Una vez que los tengas listos, ¡estarás a solo unos pasos de crear una delicia irresistible! El horno será tu mejor aliado en esta receta, ya que cocinará los alimentos de manera uniforme, realzando sus sabores y texturas. No podrás resistirte a este platillo tan satisfactorio y lleno de sabor.

COLEGIALES!!! O BUDIN DE PAN

¿Cuál era el nombre anterior de los calzones rotos?

El nombre anterior de los calzones rotos en el contexto de recetas es “huevos revueltos”. En esta preparación, la masa se corta en forma de trozos irregulares y se fríe hasta obtener una textura crujiente. Luego, se espolvorea con azúcar glas y se sirven acompañados de miel, mermelada o crema. Los **calzones rotos** son una receta clásica de la cocina chilena que ha ganado popularidad en muchos otros países.

¿Cuál es la forma correcta de freír calzones rotos congelados?

Para freír calzones rotos congelados, sigue estos pasos:

1. Descongelación: Antes de freír los calzones rotos, es importante descongelarlos por completo. Puedes hacerlo dejándolos reposar en el refrigerador durante varias horas o utilizando el modo de descongelación de tu microondas.

2. Calentar el aceite: En una sartén profunda, agrega suficiente aceite vegetal o de girasol para cubrir por completo los calzones rotos. Calienta el aceite a fuego medio-alto hasta que alcance aproximadamente 180°C.

3. Preparar los calzones rotos: Mientras el aceite se calienta, retira los calzones rotos descongelados del empaque y colócalos sobre papel absorbente para eliminar cualquier exceso de humedad.

4. Freír los calzones rotos: Una vez que el aceite esté caliente, añade los calzones rotos cuidadosamente en pequeñas cantidades, evitando amontonarlos en la sartén. Fríelos durante unos 3-4 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y crujientes.

5. Escurrir y secar: Retira los calzones rotos de la sartén con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

6. Servir: Sirve los calzones rotos de inmediato mientras están calientes y crujientes. Puedes acompañarlos con salsa de tomate, guacamole, crema agria o cualquier otro aderezo de tu elección.

Recuerda tener precaución al manipular el aceite caliente y asegurarte de que los calzones rotos estén completamente cocidos antes de consumirlos. ¡Disfruta de esta deliciosa y tradicional receta!

¿Cuál es el origen de los calzones rotos?

Los calzones rotos son una deliciosa receta de origen chileno. Se trata de una preparación simple y rápida que consiste en unas masas fritas, similares a los buñuelos o donuts, que se disfrutan espolvoreadas con azúcar en polvo.

El nombre “calzones rotos” se debe a su característica forma deformada y rota, que recuerda a los pantalones en mal estado. Es un nombre peculiar y curioso que ha perdurado a lo largo del tiempo.

Esta receta tradicionalmente ha sido popular en las ferias y fondas de Chile, donde se sirven como una opción dulce perfecta para acompañar un mate o un café. Sin embargo, hoy en día los calzones rotos se encuentran presentes en muchas mesas chilenas durante todo el año.

Para prepararlos, se mezcla harina, azúcar, huevos y leche hasta obtener una masa suave y homogénea. Luego, se deja reposar por unos minutos antes de estirarla y cortarla en pequeñas formas irregulares, dándole así su apariencia característica.

Después, se fríen en aceite caliente hasta que adquieran un color dorado y se retiran para escurrir el exceso de grasa. Finalmente, se espolvorean con abundante azúcar glas, que le da un toque dulce y crujiente irresistible.

Los calzones rotos son perfectos para compartir en reuniones familiares o como un antojo ocasional. Son fáciles de hacer y su sabor y textura los convierten en un verdadero deleite para el paladar.

Así que, si quieres probar una receta chilena tradicional llena de sabor y nostalgia, ¡anímate a preparar unos deliciosos calzones rotos!

¿En qué lugar se originaron los calzones rotos?

Los calzones rotos son una deliciosa receta originaria de Chile. Calzones rotos es un nombre peculiar que se le da a esta preparación, ya que su aspecto final al freírlos es similar al de unos calzones rasgados o rotos. Se trata de una masa frita muy crujiente y dulce, que suele consumirse principalmente en la región central de Chile. Es una opción perfecta para disfrutar como postre o para acompañar el café de la tarde.

¿Cómo hacer calzones rotos al horno crujientes y dorados por fuera pero suaves por dentro?

¡Claro! Aquí te dejo la receta para hacer calzones rotos al horno crujientes y dorados por fuera pero suaves por dentro:

Ingredientes:
– 2 tazas de harina
– 1 cucharadita de polvo de hornear
– 1 pizca de sal
– 2 cucharadas de azúcar
– 1 huevo
– 1/4 taza de leche
– Aceite para freír

Preparación:
1. En un bowl, mezcla la harina, el polvo de hornear, la sal y el azúcar.
2. Agrega el huevo y la leche. Mezcla hasta que los ingredientes se integren y obtengas una masa suave y ligeramente pegajosa.
3. Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica. Envuélvela en papel film y deja reposar por 30 minutos.
4. Pasado el tiempo de reposo, divide la masa en pequeñas porciones y extiéndelas con un rodillo hasta obtener discos finos.
5. Calienta el aceite en una sartén a fuego medio-alto. Cuando esté caliente, fríe los discos de masa hasta que estén dorados y crujientes por ambos lados. Retíralos y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
6. Precalienta el horno a 180°C.
7. Coloca los calzones rotos sobre una bandeja para hornear previamente engrasada o cubierta con papel de hornear. Hornea durante 5-8 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados y crujientes por fuera.
8. Retira los calzones rotos del horno y deja enfriar un poco antes de servir.

¡Listo! Ahora tienes unos deliciosos calzones rotos al horno crujientes por fuera pero suaves por dentro. Puedes servirlos solos o acompañados con azúcar en polvo, miel, mermelada o salsa de chocolate. ¡Disfrútalos!

¿Cuál es la mejor forma de rellenar los calzones rotos al horno para obtener un sabor delicioso?

Para obtener un sabor delicioso al rellenar los calzones rotos al horno, puedes seguir estos pasos:

1. Elige un relleno sabroso: Puedes optar por diferentes opciones de relleno como carne molida sazonada, queso mozzarella con espinacas, jamón y queso, o incluso una mezcla de verduras salteadas. Elige ingredientes que te gusten y combinen bien entre sí.

2. Sazona el relleno: Asegúrate de sazonar el relleno con tus especias y condimentos favoritos. Puedes agregar ajo en polvo, cebolla en polvo, pimienta, sal y cualquier otra especia que te guste. Esto ayudará a realzar los sabores y hacer que el relleno sea más delicioso.

3. Agrega algo de queso: Si te gusta el queso, añade un poco al relleno. Esto le dará un toque cremoso y delicioso a tus calzones rotos. Puedes usar queso mozzarella, cheddar, queso crema o incluso una mezcla de quesos.

4. Sella bien los calzones: Asegúrate de sellar bien los bordes de los calzones para evitar que el relleno se escape durante la cocción. Puedes utilizar agua o huevo batido para humedecer los bordes y luego presionarlos juntos con un tenedor o tus dedos.

5. Añade un toque extra: Si deseas darle un sabor más especial a tus calzones rotos, puedes agregar ingredientes adicionales como aceitunas, tomates secos, hierbas frescas o hasta un poco de salsa de tomate antes de cerrarlos. Esto agregará más complejidad y sabor a tus calzones.

6. Hornea adecuadamente: Una vez que hayas rellenado los calzones, hornea a una temperatura de 180-200 °C durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que estén dorados y crujientes. Esto permitirá que el relleno se cocine correctamente y todos los sabores se mezclen.

Recuerda que estas son solo sugerencias y puedes adaptar los ingredientes y sabores a tu gusto personal. ¡Disfruta de tus calzones rotos recién horneados y sabrosos!

¿Cuánto tiempo y a qué temperatura debo hornear los calzones rotos para que queden perfectamente cocidos?

Para hornear los calzones rotos y que queden perfectamente cocidos, debes seguir estos pasos:

1. Precalienta el horno a una temperatura de **180°C**.

2. Extiende la masa de los calzones rotos en una superficie ligeramente enharinada, asegurándote de que tenga un grosor uniforme de aproximadamente medio centímetro.

3. Corta la masa en forma de triángulos o cuadrados, del tamaño que prefieras para tus calzones rotos.

4. Coloca los calzones rotos en una bandeja para hornear previamente forrada con papel encerado o una lámina de silicona antiadherente.

5. Hornea los calzones rotos durante aproximadamente **12-15 minutos**, o hasta que estén dorados y crujientes.

6. Una vez que estén listos, retíralos del horno y déjalos enfriar antes de servir.

Recuerda que estos tiempos y temperaturas son solo una referencia y pueden variar según tu horno, por lo que te recomiendo estar pendiente y hacer ajustes si es necesario.

¡Disfruta de tus calzones rotos recién horneados!

Valores nutricionales de Calzones Rotos al Horno

  • Calorías: 300 por ración
  • Grasas: 12 g por ración
  • Carbohidratos: 40 g por ración
  • Proteínas: 6 g por ración
  • Fibra: 2 g por ración
  • Azúcares: 8 g por ración
  • Sodio: 300 mg por ración

Deja un comentario