Patitas con maní: una receta deliciosa y fácil de preparar

//

María

Introducción: Las patitas con maní son una deliciosa receta típica de algunos países latinoamericanos. Este platillo combina la suavidad de las patas de cerdo con el crujiente y sabroso maní. Es una opción perfecta para sorprender a tus invitados o disfrutar en familia. A continuación, te mostraremos cómo preparar este exquisito plato.

Ingredientes:

– 1 kg de patitas de cerdo
– 2 tazas de maní tostado sin sal
– 1 cebolla mediana
– 3 dientes de ajo
– 2 tomates maduros
– 1 pimiento rojo
– 1 cucharadita de comino
– 1 cucharadita de paprika
– 1 cucharada de ají molido
– Sal y pimienta al gusto
– Aceite vegetal

Preparación:

1. Lava bien las patitas de cerdo y colócalas en una olla grande con suficiente agua. Agrega sal y lleva a ebullición. Cocina por aproximadamente 1 hora o hasta que las patas estén tiernas.
2. Mientras tanto, pica finamente la cebolla, los ajos, los tomates y el pimiento rojo.
3. En una sartén grande, calienta un poco de aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla y los ajos picados y cocina hasta que estén dorados.
4. Añade los tomates y el pimiento rojo picados a la sartén. Cocina por unos minutos hasta que estén tiernos.
5. Agrega el comino, la paprika y el ají molido a la sartén. Mezcla bien los ingredientes y cocina por 2 minutos más para que los sabores se integren.
6. Retira las patitas de cerdo del agua y córtalas en trozos pequeños.
7. Incorpora las patitas de cerdo a la sartén con el sofrito de tomates y pimientos. Revuelve bien para que se impregnen de los sabores.
8. Agrega el maní tostado y mezcla nuevamente. Añade sal y pimienta al gusto.
9. Reduce el fuego y cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos, removiendo ocasionalmente para evitar que se pegue.
10. Una vez que los sabores se hayan mezclado y las patitas estén bien calientes, retira del fuego.
11. Sirve las patitas con maní en platos individuales y sírvelas acompañadas de arroz blanco o yuca cocida.

Estas patitas con maní son un verdadero manjar, llenas de sabor y textura. ¡Disfrútalas en una comida especial o simplemente para consentirte a ti mismo!

Patas de pollo con maní: ¡Una deliciosa combinación!

Las Patas de pollo con maní son una exquisita combinación que deleitará a tu paladar. Con su crujiente textura y el sabor único que aporta el maní, esta receta no puede faltar en tu repertorio culinario. Las patas de pollo, previamente marinadas con especias y salsa de soja, se doran en la sartén hasta obtener ese jugoso interior y esa piel dorada y crujiente. Luego, se añade una generosa cantidad de maní picado, que aporta un toque de sabor y textura irresistibles. El resultado es un plato lleno de sabor y satisfacción. ¡Te animo a probar estas deliciosas Patas de pollo con maní y sorprender a tus comensales con esta irresistible combinación!

COMO PREPARAR GELATINA DE PATITA (una delicia)

¿Cuáles son los beneficios de la pasta de maní?

La pasta de maní, también conocida como mantequilla de maní, es un alimento delicioso y versátil que puede añadir sabor y textura a muchas recetas. A continuación, te presento los beneficios de la pasta de maní en el contexto de recetas:

1. **Alto contenido de proteínas**: La pasta de maní es una excelente fuente de proteínas vegetales. Esto la convierte en un ingrediente ideal para incluir en recetas vegetarianas o veganas, ya que ayuda a satisfacer las necesidades nutricionales de aquellos que no consumen carne.

2. **Fuente de grasas saludables**: A pesar de su alta densidad calórica, la pasta de maní contiene grasas saludables, principalmente monoinsaturadas y poliinsaturadas. Estas grasas son beneficiosas para el corazón y pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL (conocido comúnmente como “colesterol malo”).

3. **Aporte energético**: La pasta de maní es una fuente de energía rápida debido a su contenido en carbohidratos y grasas saludables. En recetas deportivas o para aquellos que necesitan un impulso de energía, la pasta de maní puede ser un excelente complemento.

4. **Vitaminas y minerales**: La pasta de maní contiene una variedad de vitaminas y minerales esenciales como vitamina E, magnesio y potasio. Estos nutrientes son importantes para funciones corporales clave, como la salud cardiovascular, la función muscular y el sistema inmunológico.

5. **Sabor y textura**: Además de los beneficios nutricionales, la pasta de maní añade un delicioso sabor y una textura cremosa a las recetas. Puede utilizarse para hacer aderezos para ensaladas, salsas para pastas, smoothies o como dip para frutas y vegetales.

En resumen, la pasta de maní es una opción versátil y saludable para añadir a tus recetas. Con su alto contenido de proteínas, grasas saludables y nutrientes esenciales, es un ingrediente que puede beneficiar tu salud y mejorar el sabor de tus platos favoritos.

¿Cuál es la mejor receta de patitas con maní para preparar en casa?

Una de las mejores recetas de patitas con maní para preparar en casa es la siguiente:

Ingredientes:
– 1 kilogramo de patitas de cerdo
– 1 taza de maní sin sal
– 2 cebollas picadas finamente
– 3 dientes de ajo picados
– 1 cucharada de ají panca molido
– 2 hojas de laurel
– Sal al gusto
– Aceite vegetal para freír

Preparación:
1. Lava muy bien las patitas de cerdo y colócalas en una olla con agua hirviendo durante aproximadamente 10 minutos. Esto ayudará a eliminar cualquier impureza.
2. Pasado ese tiempo, retira las patitas del agua y quítales cualquier exceso de grasa o piel que tengan.
3. En una olla grande, calienta un poco de aceite vegetal y añade la cebolla y el ajo. Sofríe hasta que estén dorados.
4. Agrega las patitas de cerdo a la olla y mezcla bien con la cebolla y el ajo.
5. Añade el ají panca molido, las hojas de laurel y sal al gusto. Revuelve para distribuir bien los sabores.
6. Cubre las patitas con agua y lleva a ebullición. Luego, reduce el fuego, tapa la olla y deja cocinar a fuego lento durante aproximadamente 2 horas, o hasta que las patitas estén tiernas.
7. Mientras tanto, tuesta el maní en una sartén hasta que esté dorado y luego muele en una procesadora hasta obtener una consistencia granulada.
8. Una vez que las patitas estén cocidas y tiernas, retira el exceso de líquido si es necesario y añade el maní molido. Revuelve bien para que se integre con la salsa.
9. Cocina por otros 10 minutos, a fuego medio, para que los sabores se mezclen.
10. Sirve las patitas con maní en platos individuales y acompáñalas con arroz blanco y una ensalada fresca.

¡Disfruta de este delicioso plato peruano en la comodidad de tu hogar!

¿Cómo puedo hacer unas deliciosas patitas con maní crujientes y sabrosas?

Para hacer unas deliciosas patitas con maní crujientes y sabrosas, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 500 gramos de patitas de pollo
– 1 taza de maní sin sal
– 1 huevo
– 1/2 taza de harina de trigo
– Sal al gusto
– Aceite vegetal para freír

Preparación:

1. Lava muy bien las patitas de pollo y asegúrate de quitar cualquier impureza o exceso de piel.

2. En un recipiente aparte, bate el huevo con una pizca de sal.

3. Coloca la harina de trigo en un plato y los cacahuetes triturados en otro plato. Puedes triturar los cacahuetes en un procesador de alimentos o simplemente colocándolos en una bolsa y golpeándolos suavemente con un rodillo.

4. Sumerge cada patita de pollo en el huevo batido, asegurándote de que esté bien cubierta.

5. Luego, pasa las patitas por la harina de trigo, asegurándote de que estén completamente cubiertas. A continuación, sumerge nuevamente las patitas en el huevo batido y finalmente pásalas por los cacahuetes triturados, presionando ligeramente para que se adhieran bien.

6. Calienta suficiente aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto.

7. Cuando el aceite esté caliente, coloca cuidadosamente las patitas con maní en la sartén, asegurándote de no sobrecargarla. Fríe las patitas por unos 4-5 minutos por cada lado, o hasta que estén doradas y crujientes.

8. Una vez fritas, coloca las patitas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Sirve las patitas con maní crujientes y sabrosas caliente como plato principal o como aperitivo. Puedes acompañarlas con salsa de tu elección para darles un sabor aún más delicioso.

¡Disfruta de estas patitas con maní y sorprende a tus invitados con su sabor crujiente y sabroso!

¿Tienes alguna sugerencia o truco para mejorar mi receta de patitas con maní y darle un toque especial?

Claro, tengo una sugerencia para mejorar tu receta de patitas con maní y darle un toque especial. Puedes agregar un ingrediente secreto que realzará aún más el sabor: ¡salsa de soja! La salsa de soja es muy versátil y le dará a tu receta un delicioso sabor umami.

Aquí te dejo la receta mejorada:

Ingredientes:
– 500 gramos de patitas de pollo
– 100 gramos de maní tostado
– 2 cucharadas de aceite vegetal
– 3 dientes de ajo, picados
– 1 cebolla pequeña, picada
– 2 cucharadas de salsa de soja (secreto)
– 1 cucharada de azúcar
– Sal y pimienta al gusto
– Cebollino fresco para decorar

Instrucciones:
1. En una sartén grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega el ajo y la cebolla picada y saltea hasta que estén dorados y fragantes.
2. Agrega las patitas de pollo y cocina hasta que estén doradas por todos lados.
3. Agrega el maní tostado y mezcla bien.
4. En un tazón aparte, mezcla la salsa de soja, el azúcar, la sal y la pimienta. Vierte esta mezcla sobre las patitas de pollo y mezcla nuevamente para asegurarte de que estén bien cubiertas.
5. Baja el fuego y cocina a fuego lento durante aproximadamente 15-20 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que las patitas estén tiernas y la salsa se haya reducido y espesado.
6. Sirve las patitas de pollo con maní y decora con cebollino fresco.

¡Listo! Ahora tu receta de patitas con maní tendrá un delicioso toque especial gracias a la salsa de soja. ¡Disfrútalo!

Valores nutricionales de la receta de patitas con maní

  • Calorías: 350 kcal
  • Proteínas: 20g
  • Grasas: 15g
  • Carbohidratos: 30g
  • Fibra: 5g
  • Vitamina A: 2000 UI
  • Vitamina C: 10mg
  • Hierro: 2mg

Deja un comentario